Ir al contenido principal

Así fue el gran bombardeo sobre la Luna


Hace 4.000 millones de años, nuestro satélite natural recibió por segunda vez una sucesión de impactos provocados por los cambios en las órbitas de los planetas gigantes


Durante los primeros días de la Tierra, nuestro planeta y otros en el interior del sistema solar, también la Luna, experimentaron repetidos impactos de los desechos que formaban los bloques de construcción planetaria. Con el tiempo, cuando este material fue arrastrado e incorporado a los planetas interiores, la tasa de impactos disminuyó. Sin embargo, hace unos 4.000 millones de años, se sucedió una segunda oleada de impactos. ¿Ocurrió de igual forma? ¿El mismo fenómeno se produjo dos veces? No exactamente. Una nueva investigación ha descubierto que los nuevos proyectiles lunares golpearon a velocidades mucho más altas, incluso el doble. Esta gran velocidad de colisión, según los científicos, demuestra el origen de las «pedradas»: los asteroides del cinturón principal que fueron desalojados y enviados al interior del sistema solar por los cambios en las órbitas de los planetas gigantes. El estudio, que aparece publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters, no es solo una curiosidad científica, sino que puede tener importantes implicaciones en una futura exploración o colonización de la Luna.

En efecto, el equipo de investigadores del Instituto de Ciencia Lunar (NLSI) de la NASA situado en el Centro de Investigación Ames en Moffett Field, California, descubrió que el «cataclismo» que ocurrió en la Luna hace 4.000 millones de años se produjo a velocidades mucho más altas que las que hicieron los cráteres más antiguos. Los científicos encontraron pruebas que apoyan este escenario mediante el examen de la historia de la formación de cráteres en la Luna. Para ello, analizaron, entre otras, imágenes tomadas por la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), que actualmente orbita alrededor de la Luna.

Sus resultados muestran que los cráteres formados cerca de la cuenca de impacto Nectaris, de 860 km de diámetro, cercano al lugar de alunizaje del Apolo 16, fueron creados por proyectiles que golpearon dos veces más rápido que los que se encuentran en los terrenos más antiguos. Esto puede verse por un sutil cambio en los tamaños de los cráteres, de un 30% a un 40% mayores como promedio que los cráteres más antiguos.

Antes de Aitken
Pero, ¿por qué eran más rápidos estos proyectiles? Puede indicar un cambio en el sistema solar. El análisis apoya la hipótesis de un cataclismo lunar que se produjo hace 4.000 millones de años, debido a las perturbaciones gravitatorias causadas por la reorganización de los planetas gigantes a medida que sus órbitas cambiaban. «Es fascinante que la superficie de nuestra Luna registre evidencias de los cambios orbitales de Júpiter y Saturno que se produjeron hace mucho tiempo», dice Yvonne Pendleton, que ha participado en la investigación.

El aumento en la velocidad parece haber ocurrido después de que se formara la cuenca de impacto más grande de la Luna, el cráter Aitken, en la cara oculta, de 2.500 kilómetros de diámetro, pero antes de la formación del cráter lleno de lava más grande, visible desde todo el mundo.

«Este es un momento emocionante para la investigación lunar con la LRO y otras naves espaciales proporcionando tantos nuevos datos tanto», indica el autor principal de la investigación, Simone Marchi. Determinar la magnitud y la duración de cualquier cataclismo de impacto supone una prioridad para el futuro de la ciencia si queremos volver a explorar la Luna, según un informe publicado con anterioridad por el Consejo Nacional de Investigación de EE.UU.

FUENTE: http://www.abc.es

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar

Cinco arriesgadas predicciones sobre el ser humano del futuro

Una iniciativa de BBVA reúne a 20 visionarios para imaginar cómo será la humanidad

En el libro titulado «El próximo paso: la vida exponencial» (que se puede descargar aquí), la iniciativa «OpenMind» de BBVA ha reunido a veinte expertos de referencia para analizar el potencial de tecnologías que hoy en día parecen ciencia ficción pero que podrían ser una realidad mañana.

Quizás por ser conscientes de que el primer paso para acercarse al futuro es pensar en él, los distintos autores profundizan en el campo de conocimiento de sus respectivas disciplinas (como la informática, la ingeniería o la biomedicina) para lanzar ideas y pronósticos que resultan muy provocadores. Además, reflexionan sobre las implicaciones éticas, sociales y medioambientales que tendrían.

En un mundo marcado por la explotación de los recursos naturales y bajo la amenaza del cambio climático, los autores hablan de una tecnología que puede ser un salvavidas para la Humanidad, pero solo si se implementa de forma corre…