Ir al contenido principal

Las flatulencias de los dinosaurios calentaron la Tierra

Los herbívoros gigantescos pudieron producir metano suficiente para alterar el clima de nuestro planeta, según una investigación británica

No solo las vacas tienen la culpa. Los dinosaurios saurópodos, unos gigantes herbívoros, podrían haber producido con sus flatulencias la suficiente cantidad de metano como para calentar el clima de la Tierra hace millones de años. Los «escapes» de estos animales expulsaban nada menos que 520 millones de toneladas de este gas de efecto invernadero al año, comparable a todas las fuentes naturales o artificiales de este contaminante que existen en el mundo actualmente. Esta es la conclusión de un estudio publicado por investigadores británicos en la revista Current Biology.

Los saurópodos descomunales, que se distinguen por su enorme tamaño y su cuello inusualmente largo, estaban ampliamente extendidos por el mundo hace unos 150 millones de años. Y al igual que ocurre con las vacas, los microbios que producen metano ayudaban a la digestión de los saurópodos fermentando en sus sistema digestivo las plantas que les servían de alimento.

«Un simple modelo matemático sugiere que los microbios que vivían en los dinosaurios saurópodos podrían haber producido suficiente metano para tener un efecto importante en el clima del Mesozoico», dice Dave Wilkinson, de la Universidad John Moores en Liverpool. «De hecho, nuestros cálculos sugieren que estos dinosaurios podrían haber producido más metano que todas las modernas fuentes de contaminación de este gas -tanto naturales como causadas por el hombre- puestas juntas».

Wilkinson y el coautor del estudio, Graeme Ruxton, de la Universidad de St Andrews, estudiaban la ecología de los saurópodos cuando se dieron cuenta de algo: Si las vacas modernas producen gas metano suficiente para que los científicos del clima se fijen en sus efectos, ¿que ocurría con los saurópodos?

Matemáticas y gases
Los fisiólogos han estudiado la producción de metano a partir de una serie de animales modernos para derivar ecuaciones matemáticas que predicen la producción de metano de animales de diferentes tamaños. Resulta que esos cálculos dependen solamente de la masa total de los animales en cuestión. Un saurópodo de tamaño medio pesaba algo así como 20.000 kilos, y los saurópodos vivían en densidades que van desde unos pocos adultos de gran tamaño a varias decenas de individuos por kilómetro cuadrado.

Los científicos calcularon que las emisiones globales de metano de los saurópodos eran de 520 millones de toneladas al año, comparables a las emisiones totales de metano modernas. Antes de que la industria despegara en el mundo hace unos 150 años, las emisiones de metano eran alrededor de 200 millones de toneladas al año. En comparación, los modernos rumiantes, incluyendo vacas, cabras, jirafas, etc, producen emisiones de metano de 50 a 100 millones de toneladas en el mismo período de tiempo. En comparación, los saurópodos eran capaces de expulsar todo un «bombazo».

FONTE: ABC.ES

Comentarios

  1. El contenido era realmente muy interesante. Estoy muy agradecido a usted para proporcionar esta información única. Por favor, mantenga el intercambio de información más y más ......
    my lapshop publisher

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…