Ir al contenido principal

Soles moribundos devoran planetas «como la Tierra»

Astrónomos observan la destrucción de mundos rocosos por sus estrellas, el mismo proceso apocalíptico que puede sufrir el nuestro dentro de miles de millones de años


Astrofísicos de la Universidad de Warwick han identificado cuatro enanas blancas, estrellas como nuestro Sol en la etapa final de sus vidas, rodeadas del polvo proveniente de planetas que una vez albergaron sorprendentes similitudes con la composición de la Tierra. La escena describe, en realidad, los restos después de una destrucción masiva, un apocalipsis cósmico. Las estrellas han acabado devorando sus mundos cercanos, cuerpos rocosos con los mismos elementos que se encuentran en nuestra «canica azul». Una de ellas incluso ha sido captada por los científicos en pleno crimen. La investigación, que aparece publicada en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society, supone una aterradora descripción de lo que dentro de miles de millones de años ocurrirá en nuestro propio Sistema Solar. Es probable, si resiste hasta entonces, que así es como acabe la Tierra.

Utilizando el telescopio espacial Hubble, los investigadores descubrieron cuatro enanas blancas, núcleos residuales de materia que quedan después de que las estrellas agoten el combustible disponible para sus reacciones nucleares. Los astros moribundos estaban rodeados de polvo en el que se detectó oxígeno, magnesio, hierro y silicio, los cuatro elementos que componen aproximadamente el 93% de la Tierra. También contenía un porcentaje muy bajo de carbono, prácticamente como el de la Tierra y otros planetas rocosos que orbitan alrededor de nuestro Sol. Según los científicos, esto no es solo una clara evidencia de que estas estrellas tuvieron alguna vez al menos un exoplaneta rocoso que ahora han destruido, sino que las observaciones también señalan la última fase de la muerte de estos mundos.

La atmósfera de una enana blanca se compone de hidrógeno y helio (en ocasiones solo uno de los dos), por lo que los elementos pesados que entran en la atmósfera son arrastrados a su núcleo y fuera de la vista en cuestión de días por la alta gravedad de la estrella. La fase final de la muerte de un planeta supone lluvias de material en las estrellas a velocidades de hasta 1 millón de kilogramos por segundo.

Una de las estrellas, la PG0843 516, se destacó del resto debido a la abundancia relativa de los elementos hierro, níquel y azufre en el polvo que existe en su atmósfera. El hierro y el níquel se encuentran en los núcleos de los planetas terrestres, a medida que se hunden en el centro a causa de la fuerza de la gravedad durante la formación planetaria, entre otros motivos. Por lo tanto, los investigadores creen que han observado la estrella blanca PG0843 516 en el mismo acto de tragarse el material del núcleo de un planeta rocoso que fue lo suficientemente grande para diferencia un núcleo y un manto, de forma similar al proceso que ocurre en la Tierra.

El director del estudio, Boris Gänsicke, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick, cree que este proceso de destrucción ocurrirá probablemente algún día en nuestro propio Sistema Solar. «Lo que estamos viendo hoy en estas enanas blancas a varios cientos de años luz de distancia podría ser la instantánea de un futuro muy distante de la Tierra. Cuando las estrellas como nuestro Sol alcanzan al final de sus vidas, se expanden para convertirse en gigantes rojas», explica.

El Sol se tragará Mercurio y Venus
«Cuando esto suceda en nuestro propio sistema solar- continúa-, dentro de miles de millones de años, el Sol se tragará el interior de los planetas Mercurio y Venus. No está claro si la Tierra también será tragada por el Sol en su fase de gigante roja, pero incluso si sobrevive, su superficie quedará quemada».

Durante la transformación del Sol en una enana blanca, perderá una gran cantidad de masa y todos los planetas se moverán más lejos. «Esto puede desestabilizar las órbitas y dar lugar a colisiones entre los cuerpos planetarios, como sucedió en los días iniciales de nuestro Sistema Solar».

Este baile sin control puede incluso destruir planetas terrestres enteros, formando grandes cantidades de asteroides, algunos de los cuales tendrán composiciones químicas similares a las del núcleo planetario. En nuestro Sistema Solar se producirá una destrucción descomunal de la que quizás solo Júpiter sobreviva.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…