Ir al contenido principal

ENCUENTRO CERCANO DEL TERCER TIPO EN LAS INMEDIACIONES DE ITUZAINGÓ EN CORRIENTES (ARGENTINA) EN AGOSTO DE 1985

Encuentro del matrimonio con el humanoide en las inmediaciones de Ituzaingó el 24 de agosto de 1985 según la interpretación del dibujante Carlos Pedrozo (2002) - Archivo Francisco Villagrán.

El siguiente artículo presenta el encuentro cercano del tercer tipo del que fuera protagonista un matrimonio no identificado en las cercanías de Ituzaingó en la Provincia de Corrientes [República Argentina] el sábado 24 de agosto de 1985.

El texto pertenece a la periodista Norma Massa, ya fallecida, quien entonces estaba al frente de la Agencia del diario El Litoral en Ituzaingó, y fue publicado originalmente en el diario El Litoral de Corrientes, el domingo 25 de agosto de 1985 en página 20 [Archivo General de la Provincia de Corrientes - El Litoral 08-1985].

“DESPUES DE LOS OVNI…

Extraño relato de un matrimonio que dice haber conversado con ”extraterrestres” en la ruta 12

ITUZAINGO (DE NUESTRA AGENCIA) – Cualquier periodista puede asignar a la psicosis producida o por la sucesiva aparición de objetos voladores no identificados la impresión de haber tenido algún contacto personal con seres extraterrestres por parte de alguna gente.
Pero cuando los protagonistas llegan a nosotros, fuertemente impresionados y con deseos de ocultar su identidad a la opinión publica “para no ser pasto de las chanzas de amigos, conocidos y vecinos o asediados por la prensa, uno puede pensar que algo ocurrió verdaderamente”. Esto nos pasó en nuestra casa a la que llegó en la madrugada de ayer, un matrimonio que viajaba desde Posadas a bordo de su automóvil por Ruta 12 hacia Corrientes (es oriundo de la capital provincial) y a cuyos integrantes nos resistimos a abrirle nuestra puerta a hora tan intempestiva, pensando que podíamos ser víctimas de delincuentes. Pero el hombre, nos arrojó por entre las persianas sus documentos de identidad, el profesional y el del automóvil, señalando que su esposa necesitaba atención y querían poner en conocimiento de EL LITORAL lo ocurrido.
Franqueado el acceso entonces, nos presentamos y efectivamente, la señora estaba en lamentables condiciones, con una fuerte crisis nerviosa, por lo que la hicimos acostar, y le efectuamos la asistencia que en esos casos se requiere, lo que hizo que se repusiera bastante y pudiera participar del diálogo que mantuvimos con el esposo.
Este nos pide que mantuviéramos su identidad en reserva por las razones apuntadas anteriormente y señaló que venia a una velocidad crucero de 100 Kms. por hora por cuanto tenía temos de los animales sueltos en la ruta. Agregó que pasando el acceso a Ituzaingó, a la distancia y sobre su mano, advirtió luces de distintos colores en tonos transparentes, rosado y levemente amarillo, y aunque no es normal este tipo de colores en los camiones pensó que sería uno de ellos. Aminoró la marcha y cuando se acercaba, una luz cobró mayor potencia por lo que se detuvo, ante la inquietud de su esposa que le pedía que siguiera. Señala que no se encontró en condiciones de hacerlo porque no veía el camino ni la banquina, y entonces el vehículo quedó en penumbra y un hombre se acercó a ellos diciéndoles: !No se asusten! ¡No tengan miedo!. No somos de la Tierra…! . Atónito el matrimonio contempló a un hombre de perfectas facciones humanas, que manejaba un fluido castellano más propio del argentino que de otro ciudadano latino americano o español. Como la esposa lloraba y se acurrucó junto al marido, el hombre señalándola le dijo: No tenga miedo, mujer, no hacemos nada malo, queremos conocerlos. Cuando el conductor del auto le solicitó que los dejara ir el extraterrestre le pidió que no lo hiciera y que lo escuchara.
Con una fuerte impresión nuestro visitante, en medio de la soledad del lugar, escuchó entonces que el supuesto extraterrestre le dijo: Nosotros pertenecemos a MAIT, otro mundo, en otro espacio, como la Tierra. Somos hombres y mujeres pero no tenemos esta civilización. Venimos a conocerlos. Digale a todos que no tengan miedo. El “hombre”, dijo nuestro visitante que estaba vestido con un traje oscuro pero no pudo decir si era enterizo o de que estilo a raiz de la penumbra y de la falta de luces, pero advirtió que en su cuello y pechera asomaba una especie de atavio como el que usan algunos sacerdotes, en color claro. Estaba con la cabeza descubierta y su cabello era normal, ni largo, ni corto. El rostro del supuesto extraterrestre era de bellas facciones, ojos muy grandes y agradables, mirada buena y una voz totalmente normal, aunque muy grave.
En un momento dado el visitante posó su mano en la del conductor del automóvil con el evidente deseo de tocarlo.
Alli nuestro comprovinciano pudo advertir que la mano era de una temperatura igual a la normal de cada individuo.
Recuerda nuestro entrevistado que el hombre le dijo que en el mundo no había otro transporte que los aéreos y que como nosotros también tenían sol y luna, estrellas, vientos, lluvias, calor y frio.
También expreso que no quería que se asustaran porque no eran enemigos, que hay mucha gente en el mundo, que ya sabe de su existencia, pero que no la dice y ellos no saben por qué.
Luego se dirigió a la señora muy afectuosamente tratando de calmarla, y pidendole que contara que ellos eran buenos. En los tramos finales de la singular entrevista le solicito a nuestro entrevistado que le entregara algo para llevar a MAIT y el hombre tomó un frasco de perfume que tenía en la guantera, el cepillo de dientes con su envase y una jabonera conteniendo un jabón de tocador y se los entregó al “extraterrestre”, agregando un paquete de galletitas dulces intacto que estaba sobre el tablero y un billete de un austral señalándole para qué era cada una de las cosas que le entregaba.
El “extraterrestre”, antes de despedirse, le expresó que no pusiera en marcha el auto hasta que ellos no partieran y sonriéndoles se alejó hacia el “OVNI” donde lo aguardaban otros seres.
Inmediatamente se intensificó una de las luces hasta enceguecerlos y la luz se elevó rápidamente desapareciendo del lugar en el horizonte.
Con su esposa en crisis nerviosa, nuestro visitante recordó que siempre habia leído en EL LITORAL noticias de su Agencia en Ituzaingó y que tenia buen conocimiento de quien está al frente de ella por leer artículos que quien esto escribe y se largo hacia nosotros llegando a nuestra casa a las 2.45 del sábado. No recuerda nuestro visitante el tiempo que duro la entrevista tan singular y quizás sea histórica si es que existen otros mundos, pero expreso que habia salido alrededor de la 1 de la madrugada de Posadas. Tampoco pudo describir el vehiculo por la penumbra o por impedirlo la fuerte luz.
La señora nos expresó que no pudo controlar su miedo, pues en principio pensó en asaltantes ya que habían tenido una triste experiencia, en tal sentido cuando viajaban en otra oportunidad, pero que miró bien al extraterrestre y le llamó la atención la normalidad y el modo de hablar tan parecido al nuestro, lo que muestra, dijo ella, que evidentemente, si hay otros mundos, nos han estudiado mucho, hasta en nuestro idioma.
Dejamos descansar a la señora y fuimos con el esposo hasta el lugar del encuentro, donde no advertimos nada y al que volvimos en la mañana de ayer, sin que tampoco encontraramos rastro alguno.
Con el nuevo dia y luego de haber mantenido una prolongada charla lo que nos permitió conocer la seriedad de ambos, el matrimonio partió de regreso hacia Corrientes capital.
Nos agradecieron nuestra dedicación y expresaron que él tiene 41 años y ella 36 manifestando que muchas cosas no pudieron advertir en el hecho ocurrido por el fuerte temor que sintieron, manifestando el que nunca pensó que se pudiera sentir tanto temor y asombro, en un caso como el que le tocó vivir. Me mueve a hacer esta declaración –dice– una sola circunstancia y es esta que el hombre me pidió que dijera a todos que quieren conocernos y que no tengan miedo y que son seres buenos. Lo hago porque si todo esto contribuye a que se esclarezca todo el misterio de los seres extraterrestres habremos contribuido a compartir la Humanidad que nosotros integramos. Si todo esto llega a ser una fantasia que inventan norteamericanos o rusos, que son dueños de las naves espaciales de gran sofisticación y velocidad, habremos perdido el tiempo, pero yo personalmente, estoy seguro que hablé con un ser de otro mundo, un ser amable, dulce por momentos, preocupado por nosotros que solo quiso, tal vez, cumplir una misión de acercamiento a la Tierra y a la Humanidad, y aunque debo reconocer que tuve mucho miedo, será uno de los recuerdos más hermosos y fascinantes que me ha tocado vivir, y ojalá me vuelva a ocurrir, porque entonces me bajaré del auto, intercambiaré opiniones y preguntaré qué es lo que no hice ahora, preguntar, a raíz de la fuerte impresión que tuve. La seriedad de EL LITORAL me permite expresarme públicamente sobre todo esto y si oculto mi nombre es por razones poderosas como las burlas, o las chanzas, imaginese, señora, que si hoy en dia los alumnos se burlan de los profesores y hasta de sus padres, lo que seria mi vida entre los vecinos y en mi trabajo, con gente que ha perdido hace rato la dimensión del respeto. Le agradezco todo lo que ha hecho por nosotros, y yo también puedo decir que llegar a la Agencia de EL LITORAL en Ituzaingó, es como llegar a la casa de uno, pero que usted me atienda a la madrugada en este medio donde la delincuencia pulula, es más soprendente todavía. Por eso agradezco mucho que usted haya estado aquí”.” [Agencia, 1985].

FUENTE: CORRESPONSAL DESDE ARGENTINA (Luis Alberto Baynham)

Comentarios

  1. Hola, amigo Terrícola. Interesante artículo sobre encuentro cercano de un matrimonio con OVNI y humanoides en Corrientes (Argentina), año 1.985. Supongo que los escépticos o negacionistas de turno lo explicarían como una alucinación compartida en carretera o quizá como una broma, un fraude de prensa urdido por los periodistas para mejorar ventas. Yo, al menos, me quedo con la duda, posible realidad de lo denunciado. Un abrazo, sigo ese estupendo blog tuyo desde Alicante (Comunidad Valenciana, España). Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar

Cinco arriesgadas predicciones sobre el ser humano del futuro

Una iniciativa de BBVA reúne a 20 visionarios para imaginar cómo será la humanidad

En el libro titulado «El próximo paso: la vida exponencial» (que se puede descargar aquí), la iniciativa «OpenMind» de BBVA ha reunido a veinte expertos de referencia para analizar el potencial de tecnologías que hoy en día parecen ciencia ficción pero que podrían ser una realidad mañana.

Quizás por ser conscientes de que el primer paso para acercarse al futuro es pensar en él, los distintos autores profundizan en el campo de conocimiento de sus respectivas disciplinas (como la informática, la ingeniería o la biomedicina) para lanzar ideas y pronósticos que resultan muy provocadores. Además, reflexionan sobre las implicaciones éticas, sociales y medioambientales que tendrían.

En un mundo marcado por la explotación de los recursos naturales y bajo la amenaza del cambio climático, los autores hablan de una tecnología que puede ser un salvavidas para la Humanidad, pero solo si se implementa de forma corre…