Ir al contenido principal

Minería de asteroides, ¿realidad en una década?

La compañía Deep Space ha anunciado que tiene la tecnología para extraer y recuperar metales de las rocas espaciales, lo que facilitaría la conquista del Cosmos por la humanidad

Deep Space pretende utilizar el material y el agua de los asteroides para reparar y propulsar las naves espaciales

La compañía privada Deep Space ha anunciado un proyecto que puede sonar descabellado, pero que, quien sabe, quizás en el futuro sea tan común como explotar las minas terrestres o los yacimientos de gas en el mar. La empresa ha anunciado que enviará en 2015 una flota de naves espaciales para explorar diferentes asteroides en el Sistema Solar y, dentro de una década, comenzar a recoger metales y otros materiales de estas rocas espaciales. Esto nos permitiría reparar y reponer combustible de las naves espaciales lejos de la Tierra, lo que facilitaría en gran manera a la humanidad llegar aún más lejos en el espacio. Suena a ciencia ficción pero, en realidad, no es la primera empresa en anunciar semejante objetivo. La batalla por explotar comercialmente las riquezas del espacio no ha hecho más que empezar.

«Esta es la primera campaña comercial para explorar los pequeños asteroides que pasan cerca de la Tierra», ha dicho el presidente de Deep Space, Rick Tumlinson. «Utilizando tecnologías de bajo coste, y combinando la herencia de nuestro programa espacial con la innovación de los genios de la alta tecnología de hoy en día, vamos a hacer cosas que habrían sido imposibles hace apenas unos años».

Según los planes de Deep Space, las primeras sondas, a las que han llamado «FireFly» (Luciérnaga) y que pesarán unos 25 kg, se lanzarán en el año 2015. Harán viajes de dos a seis meses. «Mi smartphone tiene más poder de computación del que tenían en las misiones Apolo a la Luna», recuerda Tumlinson. «Podemos hacer máquinas increíblemente pequeñas, más baratas y más rápidas que nunca. Las naves estarían listas para volar y examinar cualquier objeto que se acerca a la Tierra».

Las «FireFly» abrirán el camino a otras sondas más pesadas, de unos 32 kilos, las DragonFlies («Libélulas») que traerán muestras de los asteroides después de dos a cuatro años, dependiendo del destino. Algunas muestras ayudarán a la compañía a definir sus objetivos, otras serán utilizadas para investigación o vendidas a coleccionistas.

Viaje a Marte
El objetivo último es emplear el material y el agua de los asteroides en el espacio, reparando las naves o proporcionándoles combustible como si se tratara de un taller y gasolinera espacial. Por ejemplo, un propelente de asteroide inyectado en órbita a los satélites de comunicación extendería su vida útil y supondría un ahorro millonario. Además, la compañía cree que esto abarataría las misiones de larga duración en el espacio, como los viajes a Marte.

«La utilización de los recursos capturados en el espacio es la única manera de permitir el desarrollo espacial permanente», afirma Gump. «Más de 900 nuevos asteroides que pasan cerca de la Tierra se descubren cada año. Pueden ser tan indispensables (para nuestra expansión por el espacio) como el mineral de hierro de Minnesota lo fue para la industria del automóvil en Detroit el siglo pasado, un recurso clave situado cerca de donde era necesario. En este caso, los metales y el combustible de asteroides pueden expandir la industria espacial durante este siglo. Esa es nuestra estrategia».

«Salvar la civilización»
Ahora, la compañía busca financiación para su proyecto. «Google Lunar X Prize, Unilever y Red Bull están gastando decenas de millones de dólares en patrocinios espaciales, por lo que la oportunidad de patrocinar una expedición «FireFly» al espacio será tentadora», afirma David Gump, CEO de la firma. «Solo seremos visitantes en el espacio hasta que aprendamos a vivir allí», concluye Tumlinson. «Esta es la misión de Deep Space: encontrar, recolectar y procesar los recursos del espacio para ayudar a salvar a nuestra civilización y apoyar la expansión de la humanidad más allá de la Tierra». Nada menos.

Otra compañía anunció el pasado abril algo parecido. Planetary Resources, Inc., una empresa avalada por el cineasta James Cameron y por Larray Page, fundador de Google, entre otros millonarios del sector tecnológico, también pretende extraer minerales preciosos en asteroides cercanos a la Tierra y explotarlos comercialmente.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar