Ir al contenido principal

Civilizaciones inteligentes, apenas una entre un millón

Científicos de la Universidad de California calculan el número de estrellas en nuestra galaxia que podrían albergar un planeta con vida avanzada

Investigadores creen que cerca de una entre un millón de estrellas en la Vía Láctea puede albergar un planeta en el que habite una civilización inteligenteLa misión Kepler de la NASA ha detectado 2.740 planetas que orbitan alrededor de otras estrellas, fuera de nuestro Sistema Solar. Son una buena cantidad de mundos a explorar, pero, ¿habrá alguno que no solo se parezca a la Tierra sino que además pueda albergar una civilización inteligente? Los científicos de la Universidad de California, Berkeley, han intentado responder a esta pregunta utilizando el Telescopio de Green Bank en West Virginia en busca de señales de radio inteligentes de los planetas alrededor de 86 de esas estrellas. No detectaron ningún «hola» cósmico, pero calcularon que cerca de una entre un millón de estrellas en nuestra galaxia, la Vía Láctea, puede tener un planeta habitado por una civilización lo suficientemente avanzada como para transmitir señales que pudiéramos detectar. La investigación aparecerá publicada en The Astrophysical Journal.

«No hemos encontrado a ET, pero hemos sido capaces de utilizar esta muestra estadística para, por primera vez, poner límites bastante explícitos sobre la presencia de civilizaciones inteligentes que transmitan en la banda de radio donde realizamos la búsqueda», afirma Andrew Siemion, astrónomo de Berkeley. Menos de una entre un millón parece algo muy pobre, pero no lo es. Incluso con tales probabilidades, podría haber millones de civilizaciones avanzadas en la galaxia.

Contactar con ellos
«La misión Kepler nos ha enseñado que hay un trillón de planetas en nuestra galaxia, más planetas que estrellas», afirma el físico Dan Werthimer, quien dirige el proyecto SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) más largo del mundo en el telescopio de Arecibo en Puerto Rico. «Algún día, los terrícolas podríamos contactar con civilizaciones miles de millones de años por delante de nosotros», sugiere.

Las 86 estrellas fueron elegidas el año pasado sobre la base de una lista de 1.235 candidatos a planetas conocidos en ese momento. Los científicos eligieron estrellas con cinco o seis candidatos a planetas en órbita y las que acogían planetas que se cree pueden tener condiciones similares a la Tierra, incluidas las temperaturas que permiten que el agua permanezca en estado líquido.

Entre el móvil y la televisión
El telescopio pasó doce horas recogiendo cinco minutos de las emisiones de radio de cada estrella en un rango de frecuencias (1,1 a 1,9 GHz) que en la Tierra se sitúa entre el teléfono móvil y las bandas de TV. A continuación, escrutó los datos en busca de señales de alta intensidad con un ancho de banda estrecho (5 Hz) que solamente se producen de forma artificial, presumiblemente por vida inteligente.

La mayoría de las estrellas se encontraban a más de 1.000 años luz de distancia, por lo que solo las señales intencionalmente dirigidas hacia nosotros habrían sido detectadas. Los científicos dicen que en el futuro, los radiotelescopios más sensibles, como el Square Kilometre Array, deberían ser capaces de detectar una radiación mucho más débil, tal vez incluso fugas de radiación no intencionales de civilizaciones como la nuestra.

El equipo planea más observaciones para responder a la pregunta de si estamos solos o no en el Universo, centrándose en los sistemas multiplaneta.

FUENTE: ABC.ES



Comentarios

  1. Como siempre, el proyecto SETI busca señales de seres inteligentes en la distancia del Universo, obviando, como siempre, que nos están visitando en nuestro propio planeta Tierra. Un saludo desde Alicante (España).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar

Cinco arriesgadas predicciones sobre el ser humano del futuro

Una iniciativa de BBVA reúne a 20 visionarios para imaginar cómo será la humanidad

En el libro titulado «El próximo paso: la vida exponencial» (que se puede descargar aquí), la iniciativa «OpenMind» de BBVA ha reunido a veinte expertos de referencia para analizar el potencial de tecnologías que hoy en día parecen ciencia ficción pero que podrían ser una realidad mañana.

Quizás por ser conscientes de que el primer paso para acercarse al futuro es pensar en él, los distintos autores profundizan en el campo de conocimiento de sus respectivas disciplinas (como la informática, la ingeniería o la biomedicina) para lanzar ideas y pronósticos que resultan muy provocadores. Además, reflexionan sobre las implicaciones éticas, sociales y medioambientales que tendrían.

En un mundo marcado por la explotación de los recursos naturales y bajo la amenaza del cambio climático, los autores hablan de una tecnología que puede ser un salvavidas para la Humanidad, pero solo si se implementa de forma corre…