Ir al contenido principal

El primer átomo con forma de pera


Hasta ayer, los físicos se imaginaban las partículas que componen la materia —los núcleos del interior del átomo—, como pequeñas canicas o bolas esféricas. Sin embargo, en el año 1982, un grupo de teóricos especuló con la posibilidad de que éstos pudieran tener una forma asimétrica con aspecto de pera, de plátano e incluso de pirámide. Treinta años después, en los laboratorios del CERN en Ginebra, ha sido observado por primera vez un núcleo con el aspecto de un huevo, tal y como sale publicado en el último número de la prestigiosa revista «Nature».

En el centro de todo átomo se encuentra una densa y muy cargada región que contiene el 99,999% de toda su masa. Este núcleo, descubierto por sorpresa hace poco más de un siglo por Ernest Rutherford, al bombardear una fina lámina de mica con partículas radiactivas cargadas eléctricamente y comprobar que algunas —muy pocas— rebotaban, pudo establecer unas dimensiones para éste 10.000 veces menor que las del átomo. Cien años después, utilizando el mismo procedimiento, esta vez con ayuda del acelerador de partículas del CERN para lanzar núcleos de Radón y Radio contra finas láminas metálicas, se han podido observar otras formas nucleares más exóticas que las esféricas o en forma de balón de rugby conocidas hasta hoy.

Tirarle «pelotas»
«Una forma de averiguar algo desconocido es tirarle 'pelotas'. Si salen rebotadas al chocar, es señal de que su estructura es sólida. De lo contrario podría tratarse de humo», comenta Luis Robledo, profesor de Física Teórica en la Universidad Autónoma de Madrid y único español que participa en este proyecto internacional de Física Nuclear. Del mismo modo en que funciona nuestra visión para percibir los objetos de nuestro entorno, gracias a la luz que proviene de su superficie, así «los fotones emitidos por el Sol o el alumbrado artificial, se reflejan en la región superficial de los elementos que nos rodean y son detectados por los ojos», gracias a lo cual conocemos cómo y cuáles son sus propiedades en cuanto a colores, textura, forma y tamaño.

Lo que en los años ochenta se inició como mera especulación, poco a poco ha ido ganando partidarios hasta llegar a la reciente comprobación experimental. Aún se desconocen posibles aplicaciones prácticas de las emisiones electromagnéticas que se originan o si tendrá consecuencias en nuestra compresión de los orígenes del Universo, teniendo en cuenta las altas energías con las que se obtienen estas singulares disposiciones nucleares. En cambio, en opinión de Robledo «sí abre las puertas a atribuir un momento dipolar eléctrico distinto de cero para algunas partículas elementales hasta ahora desconocido». De ahí que en la actualidad éstos se consideren nulos.

En cualquier caso, el grupo de investigadores prevé continuar sus investigaciones con otros elementos como el Uranio o el Torio en busca de núcleos en forma de huevo. Queda para más adelante el descubrimiento de los más extraños, tipo plátano o pirámide, que predicen los teóricos.

De pequeños, medio en broma medio en serio, nos hacían aquella pregunta envenenada sobre los orígenes de la vida, enfrentados el reto de saber qué fue primero, el huevo o la gallina. Ya somos mayores y aún no lo sabemos, pero los indicios parecen apuntar hacia un núcleo en forma de huevo.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…