Ir al contenido principal

La próxima revolución científica: modificar genes como si fueran palabras


La metodología se usará de forma rutinaria y acelerará la investigación de las enfermedades hereditarias

El Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica ha premiado a las desarrolladoras de una técnica que permite alterar el genoma de forma barata y eficaz

El premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica se concedió ayer a dos investigadoras que han puesto a punto una técnica capaz de revolucionar la Biología y la Biomedicina en cuestión de pocos años. Y es que las premiadas, la bioquímica francesa Emmanuelle Charpentier y la bióloga molecular estadounidense Jennifer Doudna, publicaron en 2012 un artículo en la revista «Science» en el que sentaban las bases de una metodología de editado de ADN que permite modificar el genoma de casi cualquier organismo de una forma sencilla, barata y precisa. La técnica se llama CRISPR-Cas.

En los tres años que han transcurrido desde entonces, las investigaciones en la materia se han multiplicado hasta el punto de que las opciones parecen estar limitadas solo por la imaginación: «Como revolución, creo que no ha habido otra parecida. Ya había herramientas para hacer cosas similares, pero la diferencia fundamental es que este sistema es barato, fácil de usar y extremadamente eficaz. Tanto que da miedo», ha explicado a ABC Francisco Juan Martínez Mójica, microbiólogo en la Universidad de Alicante e investigador fundamental en el descubrimiento de CRISPR-Cas. «Las posibilidades que ofrece son bestiales. Se puede modificar casi cualquier genoma como tú quieras».

En este sentido, una revisión publicada en la revista «Nature» en enero de 2014 ya recogía algunas de las posibles aplicaciones. Estas van desde la identificación de la función de cualquier gen, a la modificación de organismos de interés agrícola y ganadero o incluso a la corrección de genes para evitar enfermedades hereditarias (lo que se conoce como terapia génica), para acabar en el futuro con las enfermedades raras o el cáncer.

Corregir genes como si fueran palabras
Tal como explica Lluís Montoliu, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, y que ha estado trabajando en la nueva técnica casi desde su publicación, CRISPR-Cas, que en origen formaba parte del «sistema inmune» de las bacterias, «funciona igual que en un procesador de texto en el que se coloca el cursor sobre las palabras para corregirlas». Pero en vez de píxeles y frases, el sistema cuenta con una secuencia guía capaz de reconocer a genes concretos y con unas proteínas que cortan el ADN donde les marca este «lazarillo». El resultado es que el sistema CRISPR-Cas modifica las «palabras» que los investigadores le marquen.

Montoliu dice que la nueva técnica puede permitir reducir drásticamente los tiempos en la investigación genética, pero se muestra prudente: «no hay que perder el norte, estamos en la fase de despegue y es prematuro pensar en aplicar esta técnica en humanos». Por ejemplo, queda mucho trabajo por delante para poder descartar que CRISPR-Cas no producirá daños en otros genes que no se quieren tocar. Con todo, aún quedaría la tarea titánica de enfrentarse a la compleja base genética de muchas enfermedades humanas y de revisar la legislación.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar