Ir al contenido principal

¿Alienígenas en Alfa Centauri?: Para qué Hawking y Zuckerberg quieren "lanzar un iPhone al espacio"


El analista Borislav Kozlovski examina las dificultades con las que se va a encontrar el proyecto Starshot a la hora de buscar vida alienígena en otra galaxia.

La semana pasada, el científico Stephen Hawking, el director de Facebook, Mark Zuckerberg, y el multimillonario ruso Yuri Milner anunciaron un proyecto revolucionario: planean lanzar miles de naves espaciales miniaturizadas rumbo al sistema estelar Alfa Centauri con el fin de alcanzar un planeta habitado por vida alienígena en los próximos 20 años. En su nuevo artículo para el portal Slon, el analista Borislav Kozlovski examina las dificultades con las que se va a encontrar esa iniciativa y las probabilidades que tiene de triunfar.

Leer más
La señal 'Wow': el caso de las ondas extraterrestres podría ser resuelto
El experto hace hincapié en que la humanidad ya tiene "toda la tecnología necesaria para el viaje interestelar", según afirma Yuri Milner, gracias a la revolución en la electrónica, que permite hacer "sistemas complicados en miniatura".

Así, el plan indica que "no volarán los cosmonautas, ni siquiera satélites artificiales como New Horizons", sino miles de pequeñas sondas. Cada uno de estos vehículos tendrá "el tamaño de un sello de correos, pesará alrededor de un gramo y no costará más que un iPhone", resalta Borislav Kozlovski.

No todo es tan fácil: problemas que hay que resolver

"Si todo es tan fácil y barato, ¿por qué no se ha hecho antes? ¿Qué impidió organizar un lanzamiento de prueba hace una década" —aunque fuera con "uno o dos dispositivos"— y no a un lugar tan lejano, "sino a Marte, a la velocidad que alcanza una simple sonda interplanetaria?", se pregunta este columnista.

Kozlovski explica que, para llevar a cabo el proyecto, "vamos a tener que aprender a utilizar lo que ya inventamos hace mucho tiempo". Por ejemplo, en el sitio web Breakthrough Prize ya ha aparecido una lista con problemas de ingeniería que hay que resolver en primer lugar.

Uno de los impedimentos es la transmisión de gran cantidad de electricidad por las líneas de transmisión de energía y, aunque normelmente ningún físico definiría que es "un problema científico fundamental", ahora "de esto depende cuándo volaremos hacia las estrellas", comenta este columnista.

Vamos a tener que aprender a utilizar lo que ya inventamos hace mucho tiempo
Para Kozlovski, el desafío no solo consiste en alcanzar un sistema estelar cercano, sino también "mostrarnos cómo es", con lo cual otro problema existencial será la manera de enviar las imágenes.

De momento, el plan es que cada aeronave disponga de un chip transmisor con una potencia de un vatio, mientras que para recibir la señal se tendrá que organizar un gran matriz de radiotelescopios.

No todo es tan difícil: problemas que no hay que resolver

Por otro lado, este experto indica que muchos de los "problemas clásicos" que se deben solucionar antes de lanzar un satélite común pasan a un segundo plano.

Así, al ser una misión no tripulada, "el paso a través de los cinturones de radiación no es tan preocupante" ni es necesario "duplicar varias veces todos todos los módulos críticos para evitar "sorpresas poco probables" debido a que, aunque 9 de cada 10 unidades no cumplan su cometido no significará el fracaso de la misión, opina Kozlovski.

"Lanzar un iPhone al espacio"

Para finalizar, Borislav Kozlovski observa que el proyecto Starshot pone en duda la tradición de "desarrollar dispositivos altamente fiables para el espacio" y destaca que la financiación del proyecto corre a cargo de personas que ganaron su fortuna gracias a Internet —como Milner y Zuckerberg—, quienes "quieren lanzar al espacio algo como un iPhone" y, si una de las naves se rompe, "es más fácil y menos costoso producir otra que repararla".

FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…