Ir al contenido principal

Una estudiante de Astronomía descubre cuatro nuevos planetas


Los cuatro nuevos planetas, comparados con los del Sistema Solar - Universidad de British Columbia

Dos tienen un tamaño similar al de la Tierra y el más grande puede estar rodeado de prometedoras lunas

Su nombre es Michelle Kunimoto, se licenció ayer en Física y Astronomía en la Universidad de British Columbia y acaba de descubrir cuatro nuevos mundos más allá del Sistema Solar.

Se trata, por ahora, de "planetas candidatos" y que, por lo tanto, están pendientes de ser confirmados por otro equipo independiente de investigadores. Pero no por ello el trabajo de esta joven deja de ser excitante. Dos de los nuevos planetas tienen un tamaño similar al de la Tierra, otro es más pequeño, parecido a Mercurio, y el cuarto es un planeta gigante, mayor que Neptuno. Pero es precisamente este último, el más grande de todos, el que ha despertado más interés.

Catalogado oficialmente como KOI (Kepler Object of Interest) 408.05, el planeta gigante se encuentra a 3.200 años luz de la Tierra, y resulta que ocupa justo el centro de la zona de habitabilidad de su estrella, es decir, la órbita que está a la distancia adecuada de su sol como para permitir la existencia de agua líquida.

"Igual que sucede con Neptuno -explica la propia Kunimoto- es improbable que este planeta tenga una superficie rocosa y océanos. Pero lo mejor es que, igual que los planetas gigantes de nuestro Sistema Solar, podría tener grandes lunas, y esas lunas sí que pueden tener océanos de agua líquida".

Aunque la joven investigadora considera la posibilidad de que las lunas del nuevo planeta sean aptas para la vida, la excitación por su descubrimiento responde a motivos bien distintos. Como parte de su formación, Kunimoto pasó largos meses tamizando los datos del satélite Kepler, de la NASA, intentando encontrar algo que otros científicos hubieran pasado por alto.

El Telescopio Espacial Kepler lleva cuatro años estudiando al detalle 150.000 estrellas de nuestra galaxia, buscando cambios periódicos en su luminosidad que revelen la existencia de nuevos planetas extrasolares. "Una estrella -afirma Kunimoto- es apenas un punto de luz, así que lo que busco son pequeños oscurecimientos en su brillo, cosa que sucede cada vez que un planeta pasa por delante de ella. Estos oscurecimientos se llaman tránsitos, y son la única forma que tenemos de saber el diámetro de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar".

Cuanto más larga sea la órbita, menos tránsitos podrán verse desde la Tierra. Y esa es precisamente la razón por la que este "Neptuno caliente" es tan raro. De hecho, tarda 637 días terrestres en dar una vuelta completa alrededor de su sol. Y de entre los cerca de 5.000 planetas y candidatos a planetas descubiertos hasta con el telescopio Kepler, solo 20 tienen periodos orbitales más largos que el de KOI 408.05.

Kunimoto y Jaymie Matthews, su profeosr de Astronomía, han enviado su hallazgo a la revista Astronomical Journal. Y en septiembre, la brillante alumna regresará a la Universidad para participar en una nueva práctica de Física y Astronomía, en busca de más mundos capaces de albergar vida.


La estudiante Michelle Kunimoto junto a Jaymie Matthews, su profesor de Astronomía- Martin Dee

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…