Ir al contenido principal

Proponen llevar a la Luna satélites propulsados por ¡agua!


Una representación del CubeSat separado después del despliegue - Kyle Doyle

Jóvenes investigadores diseñan un pequeño artefacto del tamaño de una caja de cereales que puede fabricarse con materiales sencillos

Estudiantes de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, trabajan en un diseño de Cubesat que alcance la órbita lunar propulsado por el recurso natural más abundante de la Tierra: el agua.

El equipo de Cislunar Explorers, dirigido por Mason Peck, un alto exfuncionario de la NASA y profesor asociado de ingeniería mecánica y aeroespacial, prevé que el satélite, del tamaño de una caja de cereales, sea fabricado enteramente de materiales disponibles comercialmente. «Esto tiene un objetivo muy importante, y es demostrar que se puede utilizar agua como propulsor», dice Peck, quien llegó a ser jefe de tecnología de la agencia espacial estadounidense en 2012-13.

Cislunar Explorers -cislunar significa «entre la Tierra y la Luna»- participa en una competición de la NASA llamada Cube Quest Challenge, que ofrece un total de 5,5 millones de dólares a los equipos que cumplan con los objetivos de desafío: el diseño, la construcción y la entrega de pequeños satélites capaces de operaciones avanzadas cerca y más allá de la Luna. Serían enviados en la carga del futuro cohete SLS (Space Launch System o Sistema de lanzamiento espacial).

«Por supuesto, nos gustaría ser el primer CubeSat en orbitar la Luna -reconoce Peck-, pero incluso si no lo hacemos, si podemos demostrar con éxito que el agua es todo lo que se necesita para viajar al espacio, habremos recorrido un largo camino hacia el logro de algunos objetivos importantes».

El satélite está formado por dos mitades en forma de «L», que se van separando gradualmente hasta situarse a kilómetros de distancia entre sí en dirección a la atmósfera lunar. Los satélites gemelos girarán a medida que avanzan produciendo un momento angular que les ayudará a mantenerse en ruta.

Con energía capturada del Sol, el agua almacenada en tanques en la parte inferior de la «L» se electroliza en gases hidrógeno y oxígeno, que se queman en ráfagas cortas, de 30 minutos a una hora de duración, para proporcionar propulsión. El giro también separa el agua líquida de los gases combustibles.

En la órbita lunar
A medida que la nave entre en la atracción gravitacional de la luna, se ralentizará y entrará en una órbita terrestre distante, reconectando eventualmente con la Luna en los días posteriores. Es durante esta segunda cita que Peck y su equipo planean que el satélite estará viajando lo suficientemente lento como para ser absorbido por la órbita lunar, a unos 9.500 kilómetros sobre la superficie de la Luna.

Además de la propulsión a base de agua, otra tecnología que se demostrará será la navegación óptica. Cámaras a bordo de la nave tomarán constantemente imágenes del Sol, la Tierra y la Luna y compararán sus tamaños aparentes y la separación con sus efemérides: dónde deberían estar en el momento en que se tomaron las imágenes.

Está previsto que la competición finalice un año después del lanzamiento del nuevo cohete SLS.

FUENTE: ABC.ES


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…