Ir al contenido principal

Un experto en inteligencia alienígena critica el miedo de Stephen Hawking a los extraterrestres



Según ha escrito el astrónomo Seth Shostak, investigador del SETI, en un artículo publicado en «The Guardian», ya es «demasiado tarde» para tener miedo de enviar mensajes a civilizaciones alienígenas

La semana pasada Stephen William Hawking volvió a avisar del peligro que supone tratar de contactar con extraterrestres. En un nuevo documental, disponible en el servicio de vídeo «CuriosityStream», el físico alertó del riesgo de que nuestras buenas intenciones y nuestras ganas de comprobar que no estamos solos en el Universo se transformen en un baño de sangre planetario. ¿Y si por enviar mensajes delatáramos nuestra posición y una civilización alienígena viniera a la Tierra para colonizarnos, conquistarnos o sencillamente arrasarnos?

Esté en lo cierto o no, lo que sí es seguro es que las palabras de Hawking nunca pasan desapercibidas. En esta ocasión, han llevado al famoso astrónomo Seth Shostak, investigador en el Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI), a publicar una cáustica respuesta en el periódico «The Guardian». Entre otras cosas, Shostak ha recordado que ya es demasiado tarde para andarse con este tipo de cautelas, porque durante décadas el humano ha estado contaminando el espacio con ondas de radio procedentes de televisiones, comunicaciones y radares, de modo que ya hace tiempo que nuestras señales delatoras emprendieron su camino hacia las estrellas.

«Si Hawking está realmente preocupado, quizás debería asegurarse que su documental no se emita», ha concluido Shostak con cierta ironía en su artículo.

Demasiado tarde
Para este astrónomo, el problema no es que no pueda existir una civilización agresiva que esté interesada en aplastarnos, sino que ya «es demasiado tarde»: «Desde la Segunda Guerra Mundial hemos estado emitiendo ondas de televisión, de radio y de radar a los cielos».

Aunque estas ondas no se emitieron con la intención de comunicarse con alienígenas, sino que más bien son una «fuga inevitable» de nuestras comunicaciones, según Shostak, todas ellas están en camino desde hace años hacia las inmensidades del espacio. Así que, mientras que los discursos de radio de Hitler o las ondas de radar lanzadas al espacio durante la Guerra Fría viajan a otras galaxias, ¿en realidad tiene sentido preocuparse por enviar nuevas señales al espacio?

Si el espacio ya está lleno de botellas con mensajes en su interior, «sería un poco idiota preocuparse por las nueva botellas», ha dicho Shostak.

Motores y armas interestelares
Este astrónomo ha reconocido que no es lo mismo enviar un mensaje adrede que sufrir fugas de información. Porque cuando hay este tipo de fugas, lo normal es que las señales enviadas sean más débiles e incompletas. Sin embargo, Shostak ha razonado que, si decidimos preocuparnos por una civilización capaz de hacer viajes interestelares y de lanzar sus armas contra nosotros, debemos dar por sentado que tendrán antenas tan potentes como para captar esas señales, por muy débiles que sean.

«Cualquier sociedad con capacidad de amenazar la Tierra tendrá con casi toda seguridad los medios para coger nuestra fuga de información, que ha estado flotando hacia el cielo durante siete décadas».

A fin de cuentas, en teoría los retos tecnológicos de tales comunicaciones serían mucho más sencillos que las dificultades de diseñar motores interestelares o armas capaces de viajar entre galaxias.

De momento parece que durante todo este tiempo la todopoderosa NASA ha estado ignorando las advertencias de Hawking. No solo porque su sistema de comunicaciones con las naves del espacio produzca una fuga constante de mensajes, sino porque en 2008 enviaron una canción de los Beatles en dirección a la Estrella Polar. Dado que esta estrella está a cerca de 433 años luz, ahora solo queda esperar hasta el año 2.874 hasta que algún habitante de Polaris nos haga llegar de vuelta un mensaje de radio. ¿Vendrán en son de paz?

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…