Ir al contenido principal

Apolo 1: 50 años de la primera tragedia de la NASA


Grissom, White y Chaffee novato (de izquierda a derecha) se preparaban para lo que iba a ser el primer vuelo tripulado Apolo - NASA

Tres astronautas murieron al producirse un incendio en la nave durante un ensayo en Cabo Cañaveral

La bandera de EE.UU. luce a media asta en las instalaciones de la NASA. Tal día como hoy, 27 de enero, de hace cincuenta años, la agencia espacial vivió su primera gran tragedia: los tres astronautas que iban a tripular el Apolo 1 murieron al producirse un incendio en el módulo durante un ensayo en Cabo Cañaveral (Florida). El fracaso de lo que se esperaba fuera el primer gran paso hacia la llegada del hombre a la Luna retrasó el programa espacial estadounidense y obligó a reforzar las medidas de seguridad de los astronautas, dando lugar a grandes cambios en el diseño y la ingeniería de las misiones.

El veterano comandante Virgil Grissom, el piloto Edward White y el también piloto novato Roger Chaffee pretendían ese día simular el primer despegue de la cápsula Apolo en el cohete Saturno, previsto para unas semanas después, el 21 de febrero de 1967. Estaban sentados encima de la plataforma de lanzamiento cuando la cápsula se incendió. En cuestión de segundos la temperatura subió de forma insoportable y los trajes de los astronautas quedaron sin suministro de oxígeno. Los tres murieron por asfixia. No tuvieron ni una oportunidad.

Pero, ¿qué provocó el fuego? Según determinaron las investigaciones posteriores, fue culpa de un fallo en el sistema eléctrico. Un cortocircuito provocó una chispa que causó la combustión del oxígeno a bordo y el inmediato incendio. Pero detrás había mucho más. Lo cierto es que se registraron deficiencias de seguridad y antiincendios en la cabina que contribuyeron a la muerte de los ocupantes del módulo.

«No dieron su vida en vano»
En una ceremonia celebrada este jueves en el salón de la Fundación Conmemorativa de los Astronautas del Centro Espacial Kennedy, familiares de los fallecidos, directivos y exastronautas de la NASA rindieron un emotivo tributo a los héroes del espacio que «no dieron su vida en vano». «Los tres astronautas del Apolo 1 perecieron en un trágico incendio en la cabina, pero de su muerte hemos aprendido importantes lecciones para inspirar a las generaciones futuras y continuar» la exploración y las misiones espaciales, dijo Thad Altman, presidente de la fundación.

Ante una ofrenda floral donde se leía en una cinta «Recordando a nuestros héroes caídos», los asistentes al acto del jueves escucharon las palabras emocionadas de Sheryl, hija de Chaffee, quien evocó lo «devastador» que fue para ella siendo una niña aceptar la muerte de su padre y crecer sin su figura, algo que en su infancia le produjo estados de «enfado, tristeza y confusión». Si embargo, la hija del astronauta apuntó que, de aquella tragedia por un «fallo» técnico, «se aprendieron lecciones» para «aumentar la seguridad en los viajes al espacio y volver seguros a la Tierra».

Aprender del pasado
Por su parte, Robert Cabana, exastronauta y director del Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, enfatizó la importancia de «aprender del pasado» y «crear y mantener una cultura de confianza y transparencia», lo que resulta «crítico para el éxito» de las misiones espaciales.

Este tributo rendido a los astronautas del Apolo 1 abarca también a «todos los héroes que hemos perdido y a los empleados que intentaron salvarles», y debe implicar la «evaluación de todos los datos y decisiones que se toman» en los preparativos de las misiones para evitar los errores, declaró Cabana.

En el homenaje estuvo presente el exastronauta Michael Collins, comandante y piloto de la misión Apolo 11, la primera en la historia de la exploración espacial que aterrizó en la Luna, quien aseguró que las «lecciones aprendidas del Apolo 1 ayudaron a prevenir otros desastres». Y es que, pese al desastre del Apolo 1, el programa continuó para llevar a la Luna el 16 de julio de 1969, en la nave Apolo 11, a los astronautas Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins.

«Conseguimos llegar a la Luna a causa del Apolo 1. No murieron en vano. Hicieron posible el aterrizaje en ese satélite y nunca olvidaremos a esa magnífica tripulación», subrayó, por su parte, John Tribe, ingeniero del equipo del Apolo 1, quien relató cómo vivieron la tragedia en la sala de control de la estación espacial. Una catástrofe de «responsabilidad colectiva» y «fallos», la de la misión Apolo 1, que, reconoció Tribe, les cambió la «vida a todos» y les hizo tomar conciencia de que tenían que «hacerlo mejor y de forma más segura».

La del Apolo 1 fue la primera gran tragedia de la NASA, pero le seguirían otras aún peores, como el desastre del transbordador Challenger (1986), que estalló 75 segundos tras su despegue desde el centro espacial con siete personas a bordo, y el del Columbia (2003), que se desintegró al regreso de una misión científica exitosa, también con una tripulación de siete astronautas que jamás volvieron a casa.



FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avanzan los planes para construir una estación espacial en la Luna

La Luna brilla después de un cohete Soyuz con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS), en el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), el 14 de noviembre de 2016 - REUTERS

Autoridades rusas han presentado recientemente nuevos detalles sobre los prototipos de una estación permanente, que será el paso previo a la exploración y explotación del satélite

El cosmonauta Oleg Kotov ha informado que una futura estación espacial internacional puesta en órbita en la Luna será cuatro o cinco veces más pequeña que la Estación Espacial Internacional (ISS), según TASS, la agencia rusa de noticias.

«La discusión sobre los planes para crear una estación espacial internacional en la Luna están en su fase inicial. Las conversaciones previas al proyecto están siendo llevadas a cabo por equipos de trabajo de los países socios de la Estación Espacial Internacional (ISS)», ha dicho Kotov, el jefe del Centro de Programas tripulados de Roscosmos.


Logotipo de la agencia espacial de Rusia- ROSCOSMOS

«El …

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…