Ir al contenido principal

Alguien vivía ya en América hace 130.000 años


Una concentración de los huesos fósiles y rocas - Museo de Historia Natural de San Diego

Huesos de mastodonte rotos a pedradas evidencian que antiguos humanos, quizás neandertales, viajaron al Nuevo Mundo más de 100.000 años antes de lo que se creía

La llegada de los primeros humanos a América suscita desde hace años un intrincado debate científico. Durante mucho tiempo, los Clovis fueron considerados la cultura indígena más antigua del continente, establecida hace unos 13.000 años. Esta hipótesis ha sido cuestionada por distintas investigaciones científicas, que aportan pruebas de la presencia anterior de otros grupos humanos primitivos hasta 2.000 años antes. Pero lo que ahora propone en la revista Nature un equipo de investigadores estadounidenses es mucho más impactante y absolutamente inesperado. Tras encontrar evidencias del uso de herramientas de piedra en los huesos y restos fósiles de un mastodonte desenterrado de un yacimiento del sur de California, los arqueólogos afirman que alguno de nuestros parientes humanos, quizás neandertales o otra especie, ya había migrado al Nuevo Mundo hace 130.000 años.

Un canto rodado que pudo ser utilizado por martillo- Tom Deméré, Museo de Historia Natural de San Diego

El hallazgo fue totalmente casual. A principios de los años 90, paleontólogos del Museo de Historia Natural de San Diego trabajaban de forma rutinaria en la prospección de las obras de una autopista cuando encontraron huesos, colmillos y molares de un mastodonte, muchos de ellos rotos, enterrados a gran profundidad en sedimentos de grano fino junto a piedras que parecían haber sido utilizadas como martillos y yunques. Pero no fue hasta hace poco que los restos encontrados en el yacimiento, bautizado como Cerutti Mastodon, pudieron ser datados con seguridad. Como los huesos no contenían colágeno no podían utilizarse métodos de radiocarbono, así que se empleó el uranio-torio, una técnica de datación radiométrica de vanguardia que determinó su extrema antigüedad.

Un fémur con fracturas del mastodonte- T.Deméré /M.H.N.S.D.

Los investigadores dicen que los huesos contienen numerosos fragmentos con fracturas en espiral, lo que indica que se rompieron cuando aún estaban frescos, con algún objeto duro. Junto a los restos se encontraron cinco grandes martillos y yunques con marcas de uso y desgaste de impacto que no podrían haber sido causadas por procesos geológicos. La forma en que los huesos y los dientes se distribuyen alrededor de los yunques sugiere que se rompieron en ese mismo lugar.

Experiencia y destreza manual

Los autores concluyen que humanos con destreza manual y el conocimiento experimental para utilizar grandes piedras como martillos, procesaron los huesos de las extremidades del mastodonte para extraer su médula ósea o crear herramientas. «No tengo duda de que este es un sitio arqueológico», afirma Steve Holen, del Centro de Investigación Paleolítica Americana y autor principal del artículo. «Los huesos y varios dientes muestran signos claros de haber sido deliberadamente rotos. Este patrón de rotura también se ha observado en fósiles de mamut en Kansas y Nebraska, donde explicaciones alternativas como fuerzas geológicas o la acción de carnívoros han sido descartadas».

El gráfico muestra cómo se encontraron los huesos y los dientes del mastodonte- Dan Fisher y Adam Rountrey, Universidad de Michigan

Para Judy Gradwohl, presidenta del Museo de Historia Natural de San Diego, «este descubrimiento reescribe nuestra comprensión de cuándo los humanos llegaron al Nuevo Mundo. La evidencia que encontramos en este sitio indica que alguna especie de homínido estaba viviendo en América del Norte 115.000 años antes de lo que se pensaba anteriormente». El hallazgo plantea más preguntas que respuestas, como quiénes eran esos antiguos humanos y cómo llegaron hasta allí. ¿Son parte de un temprano pero fallido intento de colonización? ¿O hay una larga, pero hasta ahora apenas reconocida, presencia de seres humanos en el continente? Los investigadores creen que podrían ser neandertales o denisovanos, que viajaron desde Asia a América del Norte y lograron asentarse. Desde luego, la hipótesis es atrevida.

Como dice Erella Hovers, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en un comentario que acompaña el artículo en Nature, «el tiempo dirá» si este apasionante hallazgo «traerá un cambio de paradigma en nuestra comprensión de los procesos de dispersión y colonización de homínidos en todo el mundo, incluso en lo que ahora parece ser un Nuevo Mundo no tan nuevo».




FUENTE: ABC.ES



Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar