Ir al contenido principal

Cuenta su historia sobre un ovni que vio (Argentina)


El protagonista de este relato hoy está jubilado y narra cómo estuvo parado frente a un objeto volador no identificado.

“Cuando leí la nota a la señora Ángela de Ponce en El Tribuno del 27 de junio pasado me decidí a contar mi historia”, dice Roberto Moreira, jubilado de aguas gaseosas, vecino de Mariano Moreno.

“Es verdad, cuando la gente escucha el relato ríe o no cree que es cierto, pero esto que le voy a contar Toconás si tendría una Biblia lo haría poniendo la mano sobre ella, yo no le voy a mentir a Dios”.

“Nunca lo conté a nadie, sólo a mi familia y quiero que la gente lo sepa, esto es algo que yo no voy a olvidar en mi vida, tengo 72 años. Esto es algo que existe”.

Una noche de verano, en marzo de 1997, Moreira estaba de turno en la planta de aguas gaseosas de barrio Norte. Por entonces esa fábrica hacía el llenado de botellas y funcionaba una planta de efluentes, una pileta de unos 20 metros de largo con entradas y salidas. Estaba próxima al río e iluminada.

“Eran cerca de las tres de la mañana, yo tenía que controlar el líquido, el nivel de PH. Cerca de la planta había una piletita donde preparaba las jarras con los líquidos. Salí con una en cada mano y antes de vaciarlas me hice para atrás, como estirándome y allí fue cuando lo ví. Era un plato volador y estaba ahí, a unos veinte metros, como decirte de acá a la casa de enfrente, a una altura de tres pisos más o menos. Era gris, gris medio oscuro, grande, de ancho casi como una casa o un poco más”.

Moreira describe lo que sería una nave, sin ningún tipo de abertura ni luces, tampoco emitía ruido alguno. Estaba suspendida en dirección al puente Paraguay.

“Miré para los costados para ver si no había algo más, lo primero que hice fue correr al teléfono y llamar al guardia, era un chico de apellido Huaranca, le dije que bajara urgente, que deje todo. Luego volví a salir y ya no estaba, habían pasado unos segundos, diez, quince, no sé. Huaranca me creyó, yo estaba agitado, como si hubiera corrido diez kilómetros. Te creo, me dijo”.

“Yo pienso que es por algo que vienen, les debe haber llamado la atención el agua, los aireadores de la pileta que hacían muchas burbujas, no sé. La pileta estaba iluminada. Creamos que esto existe. Es la primera vez que hablo de esto para que la gente lo sepa y te lo cuento a vos para que salga en el diario”.

En principio este lector no quería que saliera su nombre por eso de las cargadas pero hablamos sobre lo importante que es la credibilidad, el crédito. Yo firmo la nota, le dije, y también hay otras personas que me llamaron para contar su historia.

FUENTE: http://www.eltribuno.info/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar