Ir al contenido principal

Qué pasa si una máquina es capaz de 'imaginar' objetos


Las redes de neuronas artificiales, a base de las cuales funcionan los programas de reconocimiento de imágenes, son capaces no solo de analizar el contenido de una imagen para clasificarla, sino también de generar imágenes nuevas creando, en algunos casos, cuadros surrealistas, según ha demostrado un grupo de investigadores.

A pesar de que últimamente las redes de neuronas artificiales han derivado en importantes avances en técnicas de reconocimiento de imágenes y de habla, el conocimiento sobre su funcionamiento exacto es bastante limitado. En su intento por cubrir estas lagunas, un grupo de científicos ha obtenido resultados sorprendentes, como queda reflejado en un artículo publicado Google Research Blog.

Una red de neuronas artificiales se entrena generando millones de ejemplos y ajustando poco a poco sus parámetros hasta que da la clasificación que se necesita. La red suele estar compuesta de entre 10 y 30 capas de neuronas artificiales. Cada imagen se introduce en la capa de entrada que luego se comunica con la siguiente y así sucesivamente, hasta obtener el resultado final.

Una manera de visualizar lo que ocurre en cada nivel consistiría en iniciar un proceso opuesto y pedir a la red que mejore una imagen de entrada de tal forma que permita obtener una interpretación particular. Por ejemplo, para saber qué tipo de imagen resultaría en un 'plátano', habría que empezar con una imagen llena de ruido aleatorio y luego modificarla hacia lo que la red considera un plátano.



Sorprendentemente, resulta que las redes de neuronas artificiales que se entrenaron para diferenciar entre distintos tipos de imágenes también cuentan con suficiente información necesaria para generar imágenes. Esto se aprecia en los siguientes ejemplos de ñu, taza medidora, hormiga, estrella de mar, pez anémona, plátano, paracaídas y tornillo.



Las redes se entrenan con un gran número de ejemplos que les permiten extraer la esencia de una cosa y aprender a distinguir los elementos que no son importantes. El proceso descrito arriba ayuda precisamente a comprender si la red aprende las características correctas. Por ejemplo, en la siguiente imagen, la red ha dibujado pesas junto con un brazo, probablemente porque en ninguno de los ejemplos de entrenamiento que se le habían mostrado aparecían por separado. Este resultado ayudaría a corregir errores similares de entrenamiento.



En lugar de prescribir qué característica se quiere que la red amplíe, es posible permitirle a la red decidirlo sola. No obstante, el resultado va a depender en gran parte de la capa de la red a la que se le hace la prueba. Por ejemplo, las capas básicas, que determinan los bordes y su posición en la imagen, van a sobreponer trazos y ornamentos sencillos.



En el siguiente ejemplo, se ve el resultado obtenido en las capas más superiores que buscan objetos enteros en las imágenes. "Cualquier cosa que veas, queremos más de eso", dicen los desarrolladores a la red. Como resultado, por ejemplo, puede acabar encontrando un pájaro inexistente en una nube.



Según muestran los resultados, incluso una red de neuronas relativamente sencilla puede usarse para interpretar con exageración una imagen. La siguiente red, por ejemplo, fue entrenada principalmente a base de imágenes de animales, en consecuencia, tiende a interpretar formas como animales.



La técnica puede aplicarse a cualquier tipo de imagen. En los ejemplos siguientes se ve cómo las montañas se convierten en torres, árboles en edificios, y hojas en pájaros.



Para conseguir unos cuadros realmente interesantes, los investigadores han dado un paso más allá, al introducir una imagen en la red y luego, agregar el resultado, y así sucesivamente, aplicando un 'zoom' en cada etapa. Es posible incluso utilizar una imagen con ruido aleatorio como principal, de modo que el resultado pertenezca por completo a la red de neuronas, como ocurre en las siguientes imágenes.





FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar