Ir al contenido principal

¿Cómo se formaron Júpiter y Saturno?


Los científicos han descubierto que los dos gigantes del Sistema Solar podrían haberse formado gracias a la acumulación de guijarros siguiendo el modelo de acreción del núcleo

Científicos del Instituto de Investigación del Sudoeste (SwRI) y la Universidad de Queen (Canadá) han desentrañado el misterio de la formación de Júpiter y Saturno. Este descubrimiento, cambia la visión de cómo podrían haberse formado todos los planetas.

Según explican los autores de este trabajo, publicado en «Nature», lo más probable es que los planetas más grandes del Sistema Solar se formaran antes que los demás. Júpiter y Saturno, compuestos en su mayoría de hidrógeno y helio, acumularon presumiblemente sus gases antes de que se dispersara la nebulosa solar.

Observaciones realizadas a sistemas estelares jóvenes muestran que los discos de gas de los que se forman los planetas suelen tener una vida útil de entre 1 y 10 millones de años, lo que significa que los gigantes gaseosos del Sistema Solar probablemente se formaron dentro de este espacio de tiempo.

En contraste, la Tierra necesitó al menos 30 millones de años para formarse e, incluso, podría haber tardado hasta 100 millones de años. Entonces, ¿cómo pudieron Júpiter y Saturno formarse tan rápidamente? La teoría más aceptada es el llamado modelo de acreción del núcleo.

Modelo de acreción del núcleo
Según este modelo, un núcleo de tamaño planetario se forma de hielo y roca primero, y luego una entrada de gas y polvo interestelar se une al planeta para hacerlo cada vez mayor. Sin embargo, este modelo tiene un talón de Aquiles: el primer paso en el proceso. Para acumular una atmósfera masiva se requiere un núcleo sólido de aproximadamente 10 veces la masa de la Tierra, pero estos objetos de gran tamaño, similares a Urano y Neptuno, tendrían que haberse formado en sólo unos pocos millones de años.

En el modelo estándar de la formación planetaria, los núcleos rocosos crecen como objetos de tamaño similar, se acumulan y se asimilan a través de un proceso llamado de acreción. Las rocas incorporan otras rocas, creando montañas; a continuación, las montañas se fusionan con otras montañas y así sucesivamente. Sin embargo, este modelo no es capaz de producir núcleos planetarios lo suficientemente grandes, en un corto período de tiempo suficiente, para explicar los casos de Saturno y Júpiter.

Crecimiento por acumulación de guijarros
Hal Levison, autor principal del artículo, ha explicado que « el problema es la escala de tiempo, ya que no estaba claro cómo podrían existir objetos como Júpiter y Saturno». Los nuevos cálculos del equipo demuestran que los núcleos de Júpiter y Saturno podrían haberse formado en 10 millones de años si crecieron acumulando gradualmente una población de guijarros planetarios, unos objetos helados de pocos centímetros de diámetro.

Así, investigaciones recientes han demostrado que el gas puede desempeñar un papel vital en el aumento de la eficiencia de acreción. De esta manera, los guijarros entran en una órbita espiral en el protoplaneta y son asimilados por el núcleo, ayudados por un viento de frente gaseoso.

En este artículo, los investigadores muestran que la acumulación de cantos rodados puede producir la estructura observada en el Sistema Solar, siempre y cuando, los guijarros se formen lo suficientemente despacio para que los planetas en crecimiento tengan tiempo de interactuar gravitacionalmente entre sí.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…