Ir al contenido principal

Se podrían ver las guerras nucleares de otros mundos desde la Tierra?


Siguiendo al pie de la letra la ecuación de Drake, un grupo de físicos ha estudiado qué tipo de huellas dejarían los colapsos de civilizaciones extraterrestres, y la posibilidad de que puedan verse desde la Tierra. Según el estudio, una potente explosión nuclear sería más fácil de detectar que las huellas de un planeta consumido por armas químicas.

Un grupo de físicos de Reino Unido y de EE.UU. ha publicado un estudio en el que revelan cómo se verían desde la Tierra los colapsos de civilizaciones extraterrestres, investigando tres posibles escenarios de autodestrucción: guerra nuclear, bioterrorismo o plaga gris (hipotético fin del mundo provocado por robots que consumirían toda la materia, autorreplicándose sin control). Según ellos, detectar las huellas dejadas por estas catástrofes podría ayudar a hallar vida inteligente fuera del sistema solar.

Su hipótesis parte de la ecuación concebida por el radioastrónomo Frank Drake, que define la cantidad posible de las civilizaciónes extraterrestres en nuestra galaxia susceptibles de poseer emisiones de radio detectables y con las cuales los humanos pueden establecer el contacto. Para Drake la búsqueda de vida extraterrestre debe pasar por la búsqueda de tecnologías extraterrestres, recuerda 'Daily Mail'.

En este sentido, la idea de las catástrofes nucleares extraterrestres no sorprende a los astrónomos, ya que los primeros brotes de rayos gamma detectados en un primer momento fueron explicados como explosiones nucleares, recuerdan los autores del estudio.

Según los científicos, cada uno de los escenarios apocalípticos dejaría señales en la atmósfera, pudiéndose detectar desde la Tierra; resultando más probable detectar una explosión nuclear, que las huellas dejadas por el bioterrorismo o una plaga gris. La posibilidad de detección dependería ante todo del tiempo que las huellas perdurasen en las atmósfera, así como de la magnitud de los cambios causados en la misma.

Las explosiones nucleares producen brotes de radiación gamma similares a los que generan otros fenómenos estelares, como los colapsos de estrellas supermasivas. Por esa razón sería fácil confundir estos fenómenos con las explosiones nucleares, si bien la radiación producida por estas últimas sería más débil. Además, para que resultara visible, la energía de la explosión debe ser al menos nueve veces más potente que todo el arsenal nuclear en la Tierra, calculan los físicos.

En caso de bioterrorismo o uso de armas químicas, las huellas en la atmosfera dejarían de existir muy rápido, por lo que sería difícil detectarlos desde la Tierra, aunque todo dependería de la ubicación del planeta. En todo caso, sería más fácil detectar el colapso de una civilización por la plaga gris, porque quedarían montones de polvo "en dunas o suspendidas en atmosfera". Las firmas espectrales de este polvo podrían perdurar miles de años y ser vistas, dependiendo de la dimensión del polvo y del tamaño de las dunas.

FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…