Ir al contenido principal

Marte, a punto de tener un anillo como Saturno


Fobos, la mayor de las lunas de Marte está cayendo lenta, pero continuamente hacia el Planeta Rojo

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley acaba de confirmar que Marte está a punto de perder Fobos, uno de sus dos satélites. En efecto, Fobos, la mayor de las lunas de Marte (sus dimensiones son de 26,8 × 21 × 18,4 Km), está cayendo lenta, pero continuamente hacia el Planeta Rojo. Pero su destino final no es el de chocar violentamente contra su superficie, sino que se romperá en miles de fragmentos que, con el tiempo, terminarán por convertirse en un anillo perecido a los que lucen Saturno o Urano.

Este inevitable destino, sin embargo, no es inminente, y tardará aún entre 20 y 40 millones de años en cumplirse. Una eternidad para el ser humano, pero un simple parpadeo en la escala de tiempo planetaria. Una vez formado, según los cálculos de los científicos, el anillo podría sobrevivir durante cien millones de años más antes de ser "reabsorbido" por Marte en forma de espectaculares lluvias de meteoritos. Todo un espectáculo para los astrónomos del futuro. Y para los miles habitantes que Marte, sin duda, tendrá para entonces.

En un artículo que acaba de aparecer en Nature Geosciences, Benjamin Black Y Tushar Mittal han calculado el grado de cohesión de los materiales que forman Fobos, y la conclusión es que el satélite no resistirá las fuerzas de marea gravitatorias a las que estará sometido cuando se acerque más a Marte. En la actualidad, Fobos se encuentra apenas a 6.000 km, de la superficie marciana, lo que le convierte en el satélite más próximo a su planeta de todo el Sistema Solar.

¿Pero cómo se pasa de ser una luna a un simple anillo de escombros? Del mismo modo en que nuestra Luna tira de la Tierra en direcciones diferentes, provocando, por ejemplo, las mareas oceánicas, también Marte «tira» de forma diferente de las distintas partes de Fobos. Por eso, a medida que se vaya acercando al Planeta Rojo, y debido a que Fobos está muy fracturado y lleno de escombros, esos «tirones» gravitatorios terminarán desmembrándolo como si fuera una galleta que se hace pedazos, esparciendo migas y trozos por todas partes.

Los escombros de Fobos, rocas de varios tamaños y una gran cantidad de polvo, seguirán en órbita alrededor de Marte y se distribuirán rápidamente a su alrededor formando un anillo. Probablemente, los fragmentos de mayor tamaño caerán y terminarán chocando bastante rápidamente contra el planeta, pero la mayor parte de ellos segurá en órbita durante millones de años antes de que, a su vez, les toque el turno de caer sobre Marte en forma de grandes lluvias de meteoritos. Para entonces, Deimos se habrá convertido en la única Luna del Planeta Rojo.

Los investigadores se fijaron en Fobos porque su destino es muy diferente al de la mayor parte de las lunas de nuestro Sistema Solar. «Mientras que nuestra Luna se está alejando de la Tierra en razón de unos pocos centímetros al año -explica Black- Fobos se acerca a Marte, también varios centímetros cada año, por lo que resulta inevitable o que se estrelle contra él, o que se rompa en pedazos. Una de nuestras motivaciones para estudiar Fobos fue, precisamente, averiguar a qué procesos se vería sometida una luna que se acerca cada vez más a su planeta». Algo que, además de Fobos, solo Tritón, la mayor de las lunas de Neptuno, está haciendo en todo el Sistema Solar.

Para estimar la resistencia de Fobos, Black y Mittal miraron datos de rocas fracturadas de manera similar en la Tierra y de meteoritos que impactaron contra nuestro planeta y que tienen una densidad y composición similares a las de Fobos. También analizaron y llevaron a cabo simulaciones informáticas del mayor de los cráteres de impacto de Fobos, Stickney, de 10 kilómetros de diámetro y que se formó en el pasado, cuando una roca se estrelló contra el satélite marciano sin llegar a romperlo. Ese cráter se extiende a lo largo de un sexto de la circunferencia de Fobos y parece como si alguien hubiera arrancado con una cuchara una parte de la luna.

Una vez determinado cómo y cuando las fuerzas de marea terminarán de romper Fobos, Mittal elaboró un modelo de evolución de los escombros y del anillo resultante, basaándose en lo aprendido en los anillos de Saturno.

En palabras del propio Mittal, «Si Fobos se rompe a una distancia equivalente a la mitad del radio de Marte, es decir, a unos 680 km. de altura, formaría un anillo realmente estrecho y compacto, comparable en densidad a uno de los anillos más masivos de Saturno. Pero con el tiempo se extendería hacia fuera y se iría haciendo más amplio, llegando a la parte superior de la atmósfera marciana en unos pocos millones de años, momento en que empezaría a perder material, que empezaría a caeer sobre Marte en forma de lluvia de meteoritos».

Pero si Fobos se rompiera más lejos de la superficie marciana, entonces el anillo podría sobrevivir durante unos cien millones de años antes de caer sobre el Planeta Rojo. Para los investigadores, el flamante anillo marciano podría ser observado desde la Tierra con un telescopio, aunque el auténtico espectáculo sería para los miles de humanos que para entonces, sin duda, estuvieran viviendo en Marte.

«Estar sobre la superficie de Marte dentro de unas pocas decenas de millones de años -afirma Black-, nos depararía unas vistas realmente espectaculares».

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…