Ir al contenido principal

El corazón de los astronautas adquiere forma esférica en el espacio


Un estudio subraya que los vuelos espaciales de larga duración afectan negativamente a la salud cardiovascular

El corazón de un astronauta se vuelve más esférico tras largos periodos de tiempo en el espacio. Así lo asegura un estudio que se presenta esta semana en la Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología y que tendrá lugar en Washington. Los expertos concluyeron, tras someter a varias pruebas a doce astronautas, que su corazón adquiría una forma más esférica tras permanecer expuesto a largos periodos de microgravedad, algo que podría desencadenar en problemas cardiacos.

De cara a una eventual misión tripulada a Marte, los resultados de este trabajo representan un paso importante hacia la comprensión de cómo un vuelo espacial de dieciocho meses o más puede afectar a la salud del corazón de los astronautas. «El corazón no trabaja tan duro en el espacio, lo que puede causar una pérdida de masa muscular», explica el autor principal de esta investigación, James Thomas, presidente de Imagen Cardiovascular y científico líder de Ultrasonido en la NASA. «Eso puede tener consecuencias graves al regresar a la Tierra, así que estamos investigando si se pueden tomar medidas para evitar o contrarrestar esa pérdida», añade.

Los científios dicen que el conocimiento de la cantidad y tipo de ejercicio que los astronautas tienen que realizar para mantener el corazón sano será lo que garantice su seguridad en un vuelo largo como el de una misión a Marte. Thomas agrega que los regímenes de ejercicio desarrollados para los astronautas también podrían utilizarse para ayudar a mantener la salud del corazón en las personas en la Tierra que tienen limitaciones físicas graves, como aquellas personas que deben permanecer en reposo prolongado en la cama.

Metodología
El equipo de investigación entrenó a los astronautas participantes en el estudio para tomar imágenes de su corazón usando máquinas de ultrasonido instaladas en la Estación Espacial Internacional, qué proporcionó datos sobre la forma del corazón antes, durante y después del vuelo espacial. Los resultados muestran que el corazón en el espacio se hace más esférico por un factor de un 9,4 por ciento, una transformación similar a la que los científicos habían predicho con modelos matemáticos sofisticados desarrollados para el proyecto.

Mediante la validación de los modelos, el estudio también podría llevar a una mejor comprensión de las condiciones cardiovasculares comunes en los pacientes de la Tierra. «Los modelos predicen los cambios que observamos en los astronautas casi exactamente. Esto nos da confianza para seguir adelante y comenzar a utilizar estos modelos para aplicaciones clínicamente más importantes en la Tierra, como predecir qué sucede con el corazón bajo diferentes tensiones», celebra Thomas.

El equipo está trabajando actualmente en generalizar los modelos con el fin de analizar condiciones como la enfermedad isquémica del corazón, la miocardiopatía hipertrófica y la enfermedad cardiaca valvular. «Estos modelos pueden ayudar a simular esas patologías para comprender el impacto sobre la función cardiaca», subraya Thomas. La forma más esférica del corazón de los astronautas parece ser temporal, con el corazón volviendo a su estado alargado normal poco después del regresar a la Tierra. Esa forma más esférica puede significar que el corazón está funcionando con menos eficiencia, aunque se desconocen los efectos a largo plazo del cambio de forma.

Se sabe que los vuelos espaciales causan una variedad de efectos cardiacos, de forma que, de vuelta a la Tierra, los astronautas habitualmente se sienten mareados o se desmayan por una condición conocida como hipotensión ortostática, en la que el cuerpo experimenta una caída brusca de la presión arterial al ponerse de pie. También se han observado arritmias durante los viajes espaciales.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…