Ir al contenido principal

La luna Europa, cubierta de sal marina


Tras decenas de horas expuesto a las condiciones que reinan en Europa, la sal mezclada con agua adoptó tonos marrones y amarillos, los mismos que tienen el misterioso material oscuro que recubre muchas zonas de la luna de Júpiter.

Una serie de experimentos llevados a cabo por la NASA sugieren que el material oscuro que recubre algunas zonas de Europa, una de las lunas de Júpiter, es sal marina procedente de sus océanos subterráneos, oscurecida por la radiación

Una serie de experimentos de laboratorio llevados a cabo por investigadores de la NASA sugieren que el material oscuro que recubre algunas zonas de Europa, una de las lunas de Júpiter, es sal marina procedente de sus océanos subterráneos, oscurecida por la radiación. La presencia de sal marina en la superficie de Europa es una muestra de la relación que existe entre el agua y las rocas del fondo oceánico, un importante indicativo a la hora de determinar si allí puede haber vida. El estudio se publicará próximamente en «Geophysical Research Letters».

«Tenemos muchas preguntas sobre Europa -afirma Curt Niebur, del programa de Planetas Exteriores de la NASA en Washington- pero la más importante y difícil de responder es sobre la posibilidad de que sea habitable. Una vez respondida, podremos afrontar la cuestión sobre la existencia de vida en el océano que duerme bajo su superficie helada».

Durante más de una década, los científicos han especulado sobre la naturaleza del material oscuro que recubre las largas fracturas lineales de la superficie helada de Europa, así como otras características geológicas de reciente formación. Su asociación con terrenos jóvenes sugiere que el material oscuro ha surgido desde el interior del satélite, pero su composición química ha sido siempre difícil de averiguar debido a la escasez de los datos disponibles.

«Si se trata solo sal procedente del océano que hay debajo, sería una solución simple y elegante que explicaría lo que es este oscuro y misterioso material», asegura Kevin Hand, del Jet Propulsion Laboratory (JPL) y director de la investigación.

Lo que sí es cierto es que Europa está, literalmente, bañada por la radiación creada por el poderoso campo magnético de Júpiter. Incontables electrones golpean continuamente la superficie de este mundo helado con la intensidad de las partículas de un acelerador. Y las teorías formuladas hasta ahora sobre la naturaleza del misterioso material siempre incluyen a la radiación como parte del proceso que llevó a su creación.

Algunos estudios afirman que las decoloraciones de Europa se deben a compuestos ricos en azufre y magnesio, pero los nuevos experimentos revelan que las sales marinas expuestas a la radiación pueden explicar mucho mejor los colores de los terrenos más jóvenes de la superficie de la luna de Júpiter.

«Nuestra Europa en una lata»
Para identificar el material oscuro, Hand y su colaborador, Robert Carlson, también del JPL, simularon un pequeño fragmento de la superficie de Europa en un laboratorio y probaron con varias sustancias «candidatas» a ser el elusivo material. Por cada sustancia utilizada, los investigadores midieron su espectro, codificado en la luz reflejada por cada componente. El espectro de un material revela exactamente su composición, mostrando una serie de bandas de color que son propias de cada sustancia y que son irrepetibles, una auténtica huella digital para cualquier elemento conocido.

«Lo llamábamos "nuestra Europa en una lata"-explica Hand-. El montaje de laboratorio imitaba las condiciones de la superficie de Europa en términos de temperatura, presión y exposición a la radiación. Después comparábamos el espectro de cada material candidato con el obtenido por las sondas espaciales y los telescopios».

En su investigación, los científicos probaron con muestras de sal común y con diferentes mezclas de sal y agua, colocándolas en una cámara de vacío y a una temperatura similar a la que reina en aquella luna lejana, 173 grados bajo cero. Y entonces bombardearon las muestras salinas con un haz de electrones que simulaba la intensa radiación a la que está sometida la superficie.

Tras unas pocas decenas de horas de exposición a este duro ambiente, el equivalente a más de un siglo en la superficie de Europa, las muestras de sal, que al principio eran blancas como la sal de mesa, empezaron a adoptar tonos amarillentos y marrones similares a los que tiene el misterioso material oscuro. Y al medir sus espectros, los investigadores se encontraron con que se parecían tremendamente a los recogidos in situ por la sonda Galileo.

Más radiación, más oscuro el color
«Este trabajo nos dice que la firma química de la sal sometida a radiación coincide de forma convincente con los datos recogidos sobre el terreno del misterioso material oscuro de Europa».

Cuanto más tiempo estaban las muestras expuestas a la radiación, más oscuro era el color resultante. Hand cree que los investigadores pueden utilizar esta variabilidad del color para determinar la edad de las esteucturas geológicas y del material eyectado por cualquiera de los géiseres que hay en Europa. Todo un avance en el conocimiento de uno de los mundos donde los científicos tienen más esperanzas de encontrar vida.

FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…