Ir al contenido principal

¿Está EE.UU. desarrollando un caza espacial?


Representación artística del proyecto - DARPA

La Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Tecnología de Defensa ha puesto fecha para la entrega de diseños para el XS-1, un avión robótico capaz de lanzar pequeñas cargas, como satélites, al espacio

La guerra del futuro probablemente se librará en el espacio y girará en torno a los satélites y los sistemas de comunicaciones. El motivo es que sin ellos, no se puede garantizar el funcionamiento de los «smartphones», cajeros automáticos, televisiones, predicciones meteorológicas o sistemas GPS. Además, sin ellos, los ejércitos más punteros quedan inservibles: los satélites son los ojos, los oídos y el sistema nervioso de los ejércitos contemporáneos. Sea como sea, de momento 60 naciones pugnan por encontrar un hueco en la órbita de la Tierra en el que situar sus constelaciones de satélites.

Este es el motivo por el que algunos expertos han alertado de que surja una carrera de armamentos para dominar el espacio, y que en el futuro incluso se llegue a una verdadera guerra espacial. Al margen de los fines militares, lo cierto es también que los satélites necesitan ser repuestos y mantenidos tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra. Por eso, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA) está trabajando en el proyecto XS-1, cuya finalidad es desarrollar un avión espacial reutilizable y no tripulado capaz de lanzar al espacio nuevos satélites de forma rápida y barata.

Esta semana, la DARPA ha puesto una fecha límite para la presentación de diseños para el XS-1, el 22 de julio. Tal como informa la agencia en su página web, el siguiente paso se producirá en 2017, cuando comience la construcción del aparato.

Los objetivos oficiales del XS-1 son alcanzar la capacidad de hacer diez vuelos en diez días, volar hacia el espacio con una infraestructura no más compleja que la de los aviones atmosféricos, y ser capaz de llevar a la órbita próxima a la Tierra cargas de entre 680 y 1.360 kilogramos.

Reconocimiento y vigilancia en el espacio
Entre sus misiones, estarían, según la DARPA, la de hacer «lanzamientos en respuesta a la demanda, pruebas de vuelo hipersónico, misiones de inteligencia global, vigilancia y reconocimiento», tareas que por sí solas a veces pueden desempeñar los aviones de combate y que podrían ser ampliadas si el XS-1 portara algún sistema de armas.

Desde que en 2007 China destruyera un satélite con un misil a una distancia de 300.000 kilómetros, han surgido leyes para tratar de regular el espacio próximo a la Tierra, pero no han alcanzado plena implementación. Por ello, la DARPA, desarrolladora de armas de infantería, sistemas de camuflaje, vehículos militares, misiles, torpedos, satélites y helicópteros, en principio tendría vía libre para acoplar sistemas de armas en el XS-1, para sumarse al transbordador X-37, cuyas capacidades parecen similares y cuya carga nunca ha sido desvelada en los vuelos que ha hecho este aparato experimental.

Los motivos reconocidos por la DARPA para desarrollar el XS-1 son básicamente los cada vez más elevados costes de lanzar satélites al espacio. Según dice un comunicado de la agencia, el objetivo del programa XS-1 es «hacer frente a estos retos y crear un nuevo paradigma para lograr misiones espaciales más rutinarias, baratas y ágiles, reduciendo el tiempo necesario para lanzar misiones al espacio».

Tal como informa Space, el programa XS-1 comenzó en 2013. En 2014 DARPA dio fondos a varias corporaciones para avanzar el proyecto: Northrop Grumman (fabricante de cazas, helicópteros y drones) junto a Virgin Galactic, a Boeing (fabricante de aviación civil y militar) junto a Blue Origin y a Masten Space Systems (productor de cohetes y tecnología espacial) junto a XCOR. Con todo, la DARPA espera lanzar el primer vuelo del XS-1 entre 2019 y 2020.

Además de aviones espaciales, Estados Unidos trabaja en otras alternativas para proteger sus satélites y sus intereses en el espacio. Estos pasan por sistemas de ciberseguridad, satélites maniobrables para evadir ataques, protección frente a armas e interferencias mejora de los sistemas de detección.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar