Ir al contenido principal

La historia escrita a golpes de los asteroides


La superficie con cráteres del asteroide 21 Lutetia. - ESA

Cada una de estas rocas ha recibido más de cien millones de impactos desde su formación

Un estudio internacional, en el que participa el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), revela que los asteroides sufrieron multitud de impactos desde su formación hace 4.565 millones de años. El trabajo ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal.

Los científicos han reconstruido la historia de las colisiones a partir de un modelo físico que reproduce el proceso a lo largo del tiempo y compara los resultados con la información disponible sobre las condritas, asteroides no metálicos que representan casi el 90% de los que caen a la Tierra.

La distribución de tamaño de los objetos que componen el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter, indica que cada uno de ellos ha recibido impactos de proyectiles de más de veinte centímetros al menos unos cien millones de veces, según los investigadores.

El resultado de esas colisiones son cráteres proporcionales tanto al diámetro como a la velocidad de esos proyectiles.

La información recopilada de las condritas ordinarias indica que estos proceden de asteroides pequeños que, con un diámetro inferior a pocos cientos de kilómetros, colisionaron y desprendieron esas rocas hace millones de años.

“Nuestro trabajo permite hacer predicciones fundamentales sobre el grado de procesado o el nivel de alteración por colisiones que han sufrido la inmensa mayoría de asteroides”, apunta Josep Maria Trigo, investigador del CSIC y del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya en el Instituto de Ciencias del Espacio. “Además, explica el grado de alteración por choque que se aprecian en las condritas que llegan a la Tierra”, añade.

El modelo es Lutetia
El equipo de científicos de la universidad de Braunschweig (Alemania), que lidera la investigación, realizó varios experimentos para simular las colisiones.

“Estos han sido fundamentales para entender la física del proceso y para establecer los resultados de los impactos de proyectiles de tamaños y velocidades tan diversas como suceden en la naturaleza”, señala Trigo.

Gabriela Parisi, de la Universidad de La Plata (Argentina), ha implementado el modelo físico mediante una serie de algoritmos, que reproducen el proceso de impacto entre asteroides, hasta transcribir la historia de las colisiones.

El modelo representa las características externas del asteroide 21 Lutetia, determinadas durante un encuentro con la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea.

Este cuerpo rocoso es irregular y su eje mayor mide 121 km. Posee una superficie esculpida por grandes cráteres -uno de ellos de 55 km de diámetro- que son muestra indiscutible de numerosas colisiones ocurridas desde el inicio del sistema planetario.

El modelo publicado en este trabajo predice que, como resultado de la fragmentación por los impactos de grandes proyectiles, los asteroides poseen una capa superficial, llamada regolito, formada por materiales rocosos y minerales apilados.

El artículo cita la posibilidad de que buena parte de los asteroides no diferenciados que han llegado a la Tierra provengan de esta capa de materiales no consolidados.

Varias agencias espaciales plantean futuras misiones de exploración de asteroides para la captación de muestras de sus superficies. Las misiones Hayabusa 2, de la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, y OSIRIS Rex, de la NASA, visitarán dos cuerpos rocosos primitivos y recogerán muestras que traerán de vuelta a la Tierra.

“Para recuperar y analizar muestras primarias representativas de los materiales que forman el disco protoplanetario habría que buscar asteroides de pocos kilómetros o cientos de metros con características homogéneas”, subraya el astrofísico Josep Maria Trigo.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…