Ir al contenido principal

La historia escrita a golpes de los asteroides


La superficie con cráteres del asteroide 21 Lutetia. - ESA

Cada una de estas rocas ha recibido más de cien millones de impactos desde su formación

Un estudio internacional, en el que participa el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), revela que los asteroides sufrieron multitud de impactos desde su formación hace 4.565 millones de años. El trabajo ha sido publicado en la revista Astrophysical Journal.

Los científicos han reconstruido la historia de las colisiones a partir de un modelo físico que reproduce el proceso a lo largo del tiempo y compara los resultados con la información disponible sobre las condritas, asteroides no metálicos que representan casi el 90% de los que caen a la Tierra.

La distribución de tamaño de los objetos que componen el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter, indica que cada uno de ellos ha recibido impactos de proyectiles de más de veinte centímetros al menos unos cien millones de veces, según los investigadores.

El resultado de esas colisiones son cráteres proporcionales tanto al diámetro como a la velocidad de esos proyectiles.

La información recopilada de las condritas ordinarias indica que estos proceden de asteroides pequeños que, con un diámetro inferior a pocos cientos de kilómetros, colisionaron y desprendieron esas rocas hace millones de años.

“Nuestro trabajo permite hacer predicciones fundamentales sobre el grado de procesado o el nivel de alteración por colisiones que han sufrido la inmensa mayoría de asteroides”, apunta Josep Maria Trigo, investigador del CSIC y del Institut d’Estudis Espacials de Catalunya en el Instituto de Ciencias del Espacio. “Además, explica el grado de alteración por choque que se aprecian en las condritas que llegan a la Tierra”, añade.

El modelo es Lutetia
El equipo de científicos de la universidad de Braunschweig (Alemania), que lidera la investigación, realizó varios experimentos para simular las colisiones.

“Estos han sido fundamentales para entender la física del proceso y para establecer los resultados de los impactos de proyectiles de tamaños y velocidades tan diversas como suceden en la naturaleza”, señala Trigo.

Gabriela Parisi, de la Universidad de La Plata (Argentina), ha implementado el modelo físico mediante una serie de algoritmos, que reproducen el proceso de impacto entre asteroides, hasta transcribir la historia de las colisiones.

El modelo representa las características externas del asteroide 21 Lutetia, determinadas durante un encuentro con la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea.

Este cuerpo rocoso es irregular y su eje mayor mide 121 km. Posee una superficie esculpida por grandes cráteres -uno de ellos de 55 km de diámetro- que son muestra indiscutible de numerosas colisiones ocurridas desde el inicio del sistema planetario.

El modelo publicado en este trabajo predice que, como resultado de la fragmentación por los impactos de grandes proyectiles, los asteroides poseen una capa superficial, llamada regolito, formada por materiales rocosos y minerales apilados.

El artículo cita la posibilidad de que buena parte de los asteroides no diferenciados que han llegado a la Tierra provengan de esta capa de materiales no consolidados.

Varias agencias espaciales plantean futuras misiones de exploración de asteroides para la captación de muestras de sus superficies. Las misiones Hayabusa 2, de la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, y OSIRIS Rex, de la NASA, visitarán dos cuerpos rocosos primitivos y recogerán muestras que traerán de vuelta a la Tierra.

“Para recuperar y analizar muestras primarias representativas de los materiales que forman el disco protoplanetario habría que buscar asteroides de pocos kilómetros o cientos de metros con características homogéneas”, subraya el astrofísico Josep Maria Trigo.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

La imagen más lejana captada desde la Tierra

Estas imágenes en falso color, tomadas en diciembre de 2017, son las captadas más lejos de la Tierra por una nave espacial - NASA/JHUAPL SwRI

Una sonda de la NASA ha fotografiado dos objetos del cinturón de Kuiper, llamados 2012 HZ84 y 2012 HE85, más allá de Plutón

Tras el sobrevuelo de Plutón en 2015, la nave espacial New Horizons de la NASA prosiguió su viaje por los confines del Sistema Solar. Recientemente ha girado su cámara telescópica hacia un campo de estrellas y diversos objetos del cinturón de Kuiper (KBO), estableciendo un nuevo récord de imágenes captadas más lejos de la Tierra.

Durante una operación rutinaria de calibración enfocando al cúmulo estelar Wishing Well, la cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager) de la nave lo retrató el pasado 5 de diciembre, a una distancia de 6.120 millones de kilómetros (40,9 unidades astronómicas), convirtiéndose durante unas horas en la fotografía más distante registrada.


Durante dos horas esta imagen captada por New Horizons en …