jueves, 25 de agosto de 2016

Otros planetas que pueden ser habitables no muy lejanos


Recreación de la estrella Trappist-1, vista desde uno de los tres planetas que la orbitan - ESO/M. Kornmesser

La mayoría de los mundos más prometedores se encuentran a cientos o miles de años luz de distancia, pero hay algunas excepciones

Miles de planetas extrasolares han sido descubiertos hasta la fecha, de los cuales solo unos cuarenta tipo terrestre son potencialmente habitables, pero la mayoría, con contadas excepciones, están alrededor de estrellas muy lejanas, a cientos o miles de años luz de distancia, y por tanto, son mucho más difíciles de estudiar que el cercano Próxima b, a solo cuatro años luz de nosotros. (Hallan un planeta que puede ser habitable muy cerca de la Tierra)

Entre esas excepciones se encuentran los mundos extrasolares Kapteyn b, a tan solo 13 años luz, y Wolf 1061c, a 14, según el catálogo de planetas potencialmente habitables que elabora el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (PHL) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo. El último tiene cuatro veces la masa del nuestro y, como Próxima b, también gira alrededor de una estrella enana roja.

Les siguen Gliese 667Cc, que se sitúa a 22 años luz de nuestro sistema, orbita otra enana roja cada 28 días y es al menos 4,5 veces más masivo que la Tierra. Tiene otros dos «hermanos», pero esos exoplanetas aún no han sido confirmados.

Otro de los sistemas más próximos que se conocen y que resulta especialmente interesante es el recientemente anunciado Trappist-1, formado por tres mundos del tamaño de la Tierra, dos de ellos, los interiores, rocosos y con más posibilidades de albergar vida. Orbitan una estrella enana y muy fría no muy lejos, a 40 años luz.

«Estudios basados en los resultados de Kepler (la sonda de la NASA que busca planetas similares a la Tierra) dicen que una de cada cinco estrellas del tipo solar debería tener un planeta en zona de habitabilidad, y según el censo de estas estrellas, estadísticamente debería haber al menos un planeta habitable en un entorno de 12 años luz de nuestro Sol», apunta José Luis Ortiz, investigador científico del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

FUENTE: ABC.ES

Auroras boreales en directo desde el sofá de casa


Explosión de auroras observada desde el sur de Islandia (Cataratas de Gulfoss) a mediados de marzo del año 2015 - J.C. Casado (starryearth)

Las condiciones son propicias para ver buenas auroras. Podrán seguirse de madrugada a través de internet

Las auroras boreales ocurren cuando el viento solar entra en contacto con el campo magnético terrestre, y es conducido hacia la zona donde este es más fino: en las regiones polares. La energía concentrada en este choque entre el Sol y la Tierra ioniza las capas altas de la atmósfera, a unos 100 o 400 kilómetros de altura, y produce bonitos estallidos de luz. En concreto, los tonos rojizos se producen cuando el viento solar ioniza el nitrógeno de la atmósfera y el azul cuando hace lo mismo con el oxígeno.

Las auroras normalmente solo pueden verse desde las regiones polares, (salvo que el Sol sufra tormentas solares y que la radiación ponga en apuros al campo magnético terrestre hasta en los ecuadores), pero este verano podrán verse desde cualquier casa gracias a internet: entre el 26 de agosto y el 3 de septiembre, el proyecto europeo STARS4ALL retransmitirá el fenómeno en directo desde Islandia y Groenlandia y a través del portal de internet sky-live.tv.


Iglesia en la población de Qasiarsuq, otra de las localizaciones para la observación de Auroras desde Groenlandia- J.C. Casado (starryearth).

El momento para la observación es propicio pues, en la actualidad, el Sol muestra una alta actividad debido al máximo solar alcanzado a principios del año 2014. Pero a medida que pase el tiempo, la probabilidad de ver auroras disminuirá, tal com ha explicado Miquel Serra-Ricart, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), y coordinador de la expedición Shelios 2016, cuyo objetivo será observar este fenómeno.

«En las últimas semanas se han producido varios estallidos solares. Si el tiempo nos acompaña, tenemos aseguradas las auroras», ha explicado Serra-Ricart. Sin embargo, «la actividad solar seguirá disminuyendo en los próximos meses y cada vez será más difícil la observación de este bello espectáculo».

Calendario de auroras
El proyecto europeo STARS4ALL, en colaboración con el portal sky-live.tv, emitirá en directo las auroras boreales desde Islandia y Groenlandia. Se realizará una conexión diaria desde la Granja de Hestheimar, en Islandia, los días 26 y 27 de agosto de 2016; y desde Groenlandia se conectará los días 1 y 2 de septiembre. Las retransmisiones durarán un total de una hora y veinte, repartidas en cuatro conexiones:

Conexión 1: 26 de agosto, a la 1.45 de la mañana (hora peninsular).

Conexión 2: 27 de agosto a la 1.45.

Conexión 3: 2 de septiembre a las 3:15.

Conexión 4: 3 de septiembre a las 3:15.

FUENTE: ABC.ES

Descubren la «galaxia oscura»


Imagen de Dragonfly 44 y sus alrededores inmediatos - Arxiv

Situada a 330 millones de años luz, está formada en un 99,9% por la misteriosa materia que nadie ha visto y apenas tiene estrellas

Desde el polvo de la Tierra a la más gigantesca y lejana galaxia, todo lo que está a nuestra vista se compone de materia ordinaria. Pero los científicos están convencidos de que existe otro tipo de materia, mucho más extraña y que nadie ha podido ver jamás, a la que han denominado «oscura». Lo saben porque ejerce una influencia gravitatoria sobre las estrellas y galaxias que sí podemos ver. Resulta además que, según los datos del observatorio espacial Planck, es predominante en el Universo: ocupa cerca del 23%, mientras que ni siquiera el 5% está hecho de materia «vulgar». El restante 72% es una misteriosa forma de energía llamada también oscura.

Ahora, un equipo internacional de investigadores ha descubierto a unos 330 millones de años luz una galaxia masiva cuya masa, similar a la de la Vía Láctea, está compuesta casi totalmente por materia oscura.

Aunque en términos astronómicos está relativamente cerca, la galaxia, denominada Dragonfly 44, ha pasado desapercibida para los científicos durante décadas porque es muy tenue. Situada en la constelación de Coma, parece tener tan pocas estrellas que debería romperse si no hubiera algo que estuviera manteniéndolas juntas. Pero, ¿el qué? Los astrónomos se dieron cuenta de que debía haber algo más oculto a la vista, según explican en The Astrophysical Journal Letters. Y eso es la materia oscura.

Para determinar la cantidad de materia oscura en Dragonfly 44, el equipo utilizó un instrumento del Observatorio W.M. Keck en Maunakea, Hawái. De esta forma, los investigadores midieron las velocidades de las estrellas durante 33,5 horas en un período de seis noches, de forma que pudieron determinar la masa de la galaxia. Entonces, utilizaron un espectómetro del observatorio Gemini, también en Maunakea, para ver el halo de los grupos esféricos de estrellas alrededor del núcleo de la galaxia, similar al halo que rodea nuestra Vía Láctea.

El movimiento de las estrellas nos dice cuánta materia hay, según explica Pieter van Dokkum, de la Universidad de Yale en Connecticut (EE.UU.). «A ellas no les importa qué forma tiene la materia, solo te dicen que está ahí. En la galaxia Dragonfly las estrellas se mueven muy rápido. Así que hay una gran discrepancia: encontramos varias veces más masa indicada por el movimiento de las estrellas, que la que hay en las propias estrellas».

La masa de la Vía Láctea
La masa de la galaxia se estima en un billón de veces la del Sol, muy similar a la de nuestra Vía Láctea. Sin embargo, solo una centésima parte del 1% está en la forma de estrellas y materia ordinaria. El restante 99,99% es materia oscura. Mientras tanto, nuestra galaxia tiene más de un centenar de veces más estrellas que Dragonfly 44.

Encontrar una galaxia con la masa de la Vía Láctea que es casi enteramente oscura fue inesperado. «No tenía ni idea de que galaxias como Dragonfly 44 podían formarse», dice Roberto Abraham, coautor del estudio. «Los datos de Gemini muestran que una fracción relativamente grande de estas estrellas está en forma de cúmulo, y probablemente es una pista importante. Pero por el momento solo estamos haciendo suposiciones».

A juicio de van Dokkum, esto tiene importantes implicaciones para el estudio de la materia oscura. «Ayuda tener objetos que estén casi totalmente compuestos de materia oscura, de forma que no nos confunden las estrellas y el resto de cuerpos que tienen las galaxias. Este descubrimiento revela un nuevo tipo de objetos masivos que podemos estudiar».

«En última instancia, lo que realmente queremos saber es qué es la materia oscura», dice el investigador. «La carrera está en marcha para encontrar galaxias oscuras masivas que estén aún más cerca de nosotros de lo que lo está Dragongly 44, para poder buscar señales débiles que pueden revelar una partícula de materia oscura».

FUENTE: ABC.ES

Crean el primer robot autónomo completamente blando


El octobot es totalmente blando - Lori Sanders

Llamado «octobot», este ingenio con forma de pulpo ha sido fabricado con una impresora 3D. No tiene ninguna parte rígida

Es verlo y quererlo, porque, la verdad, parece un juguete de goma. Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard ha creado el primer robot autónomo, sin cables, completamente blando, y lo ha hecho con una impresora 3D. Apodado «octobot», este ingenio con forma de pulpo de ocho patas podría allanar el camino para una nueva generación de robots que interactúen de forma distinta con los seres humanos.

Hasta ahora, el principal problema para construir estas máquinas es que los sistemas eléctricos de energía y control -como las baterías y placas de circuito- son rígidos, así que los robots de cuerpo blando tenían que conformarse con tener el «corazón» duro o, como segunda opción, estar conectados a un sistema externo. Sin embargo, los investigadores de Harvard han conseguido fabricar un robot «completamente suave, que sienta las bases para diseños más complejos», explica en la revista «Nature» Robert Wood, profesor de Ingeniería y Ciencias Aplicadas.

«Hemos sido capaces de imprimir en 3D cada uno de los componentes funcionales necesarios dentro del cuerpo del robot blando, incluyendo el almacenamiento de combustible, energía y accionamiento, de manera rápida», apunta Jennifer A. Lewis, investigadora de ingeniería bioinspirada en la misma universidad.

Una reacción química
Los pulpos son desde hace tiempo una fuente de inspiración para la robótica suave, ya que estas curiosas criaturas pueden realizar increíbles hazañas de fuerza y destreza sin esqueleto interno. El octobot, similar a un pulpo, tiene una base neumática, es decir, que es alimentado por gas a presión. Una reacción en el interior del robot transforma una pequeña cantidad de combustible líquido (peróxido de hidrógeno) en una gran cantidad de gas, que desemboca en los brazos del robot y los infla como un globo.


El pequeño robot- L. Sanders

«Las fuentes de combustible para robots blandos siempre han confiado en algún tipo de componentes rígidos», dice Michael Wehner, coautor principal del artículo. «Lo maravilloso del peróxido de hidrógeno es que una simple reacción química entre él y un catalizador -en este caso, el platino- nos permite sustituir las fuentes de energía rígidas». Para controlar la reacción, el equipo utilizó un circuito lógico de microfluidos. El circuito, un análogo blando de un simple oscilador electrónico, controla cuando el peróxido de hidrógeno se descompone en gas en el octobot.

"Todo el sistema es simple de fabricar, mediante la combinación de tres métodos de fabricación -la litografía blanda, el moldeo y la impresión en 3D- podemos fabricar rápidamente estos dispositivos», segura Ryan Truby, el otro autor principal del estudio.

La simplicidad del proceso de montaje allana el camino para diseños más complejos. A continuación, el equipo de Harvard espera diseñar un octobot que pueda arrastrarse, nadar e interactuar con su entorno.



FUENTE: ABC.ES

Identifican los genes que dan forma a la cara


Esta investigación servirá para investigar problemas de desarrollo - OLAF TORSU/FLICKR

Un profundo estudio ha relacionado la presencia de ciertas mutaciones y la forma y el tamaño de algunos rasgos faciales

Muchos estudios sugieren que la forma de la cara de las personas está controlada por genes concretos, pero aún no se entiende cómo pequeñas variaciones de esos genes moldean las formas y los tamaños de las distintas partes de la cara.

Este jueves, un estudio publicado en «PLOS Genetics» por científicos de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, ha relacionado muchas características de la cara, como el tamaño de la nariz o la anchura del rostro, con variaciones genéticas específicas.

«Nuestro análisis ha relacionado muchos genes con rasgos de la cara que nunca se habían mencionado en otras investigaciones», ha dicho en un comunicado Seth Weinberg, el primer autor del estudio.

Los investigadores han descubierto que muchos de esos genes estaban en partes de los crosomomas relacionados con el desarrollo del cráneo y de la cara y, por lo tanto, están implicados en la aparición de anormalidades en el desarrollo facial durante el desarollo embrionario.

Por eso, los científicos creen que identificar las variantes genéticas implicadas en la formación de la cara pueden ayudar a identificar factores de riesgo genético implicados en la aparición de malformaciones, como puede serlo el labio leporino.

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores hicieron varios análisis a un total de 3.118 personas europeas sanas. En primer lugar, hicieron un análisis genómico muy amplio, que implicaba un millón de mutaciones. Después, buscaron su asociación con 20 características faciales, medidas con tecnología 3D, entre las que estaba la anchura facial, la distancia entre los ojos, el tamaño de la nariz, la distancia entre labios y los ojos, etc.


Relación entre variantes genéticas y rasgos faciales- John Shaffer et. al

Gracias a esto, se establecieron relaciones estadísticas entre estos ragos y algunas de estas mutaciones.

A pesar de todo, los científicos han resaltado que estos descubrimientos solo afectan a una pequeña fracción de los genes implicados en darle forma y tamaño a la cara humana. Por ello, creen que será necesario hacer estudios más amplios para tratar de recoger y cuantificar la base genética del desarrollo facial.

FUENTE: ABC.ES

miércoles, 24 de agosto de 2016

Un pino, el ser vivo más viejo de Europa


El antiguo pino «Adonis», de 1.075 años de antigüedad - Oliver Konter, Mainz

Bautizado como «Adonis», el árbol crece desde hace 1.075 años en las difíciles tierras del norte de Grecia

Este puede ser el más viejo de los europeos. Un pino de los Balcanes (Pinus heldreichii) que crece en las tierras altas del norte de Grecia y que tiene la friolera de 1.075 años de antigüedad. Era tan solo un arbolillo cuando el Imperio bizantino estaba en su apogeo. Esto lo convierte también en el árbol vivo más antiguo conocido en el continente, segun sus descubridores, científicos de la Universidad de Estocolmo (Suecia), la de Mainz (Alemania) y la de Arizona (EE.UU.). El ejemplar ha sido bautizado como «Adonis», en honor al dios griego de la belleza y el deseo, teniendo en cuenta dónde se encontró y su venerable edad.

Si el lector no se ha quedado muy impresionado por la edad del árbol y sabe que hay otros mucho más antiguos, debe tener algo en cuenta. Como explican a ABC desde la Universidad de Estocolmo, en efecto, hay muchos otros árboles milenarios en Europa, algunos que rondan los 10.000 años, pero se trata de ejemplares clonales, que se reproducen asexualmente una y otra vez, son genéticamente idénticos y están conectados al mismo sistema de raíces. Pero este ha resultado el árbol vivo con más anillos identificado.

El pino, en las montañas del Pindo- Oliver Konter, Mainz

«Es notable que este organismo grande, complejo e impresionante haya sobrevivido tanto tiempo en un ambiente tan inhóspito, en una tierra que ha estado ocupada por el hombre durante más de 3.000 años», dice el dendrocronólogo sueco Paul J. Krusic, líder de la expedición que encontró el árbol, en un comunicado. El pino es uno más de una docena de ejemplares de edad milenaria que viven en un bosque en las montañas del Pindo.

«Hace muchos años leí una tesis sobre este bosque de Grecia tan interesante. En nuestra investigación, intentamos construir cronologías largas para construir historias climáticas, por lo que encontrar árboles vivos tan antiguos es una de nuestras motivaciones. Para saber la edad del árbol, tuvimos que tomar una muestra de la madera, desde el exterior hacia el centro. El núcleo tiene un metro y 1.075 anillos anuales», explica Krusic.

Los científicos esperan que las variaciones anuales de los anillos del tronco de árboles como este, y de otros caídos en los siglos pasados que aún se conservan en el suelo, proporcionen información de las condiciones climáticas y ambientales que se remontan a miles de años.

«Estoy impresionado, en el contexto de la civilización occidental, por toda la historia de la humanidad que ha rodeado a este árbol; todos los imperios, el bizantino, el otomano..., todas las personas que han vivido en esta región. Hay tantas cosas que podrían haber llevado a su desaparición. Afortunadamente, este bosque ha estado básicamente intacto durante más de mil años», señala el investigador.

La historia de «Adonis»

941 - «Adonis» es un arbolillo. El Imperio bizantino está en su apogeo. Desde el norte, los vikingos llegan hasta el mar Negro.

1041 - «Adonis» cumple cien años. En China, un libro describe la pólvora. Un hombre llamado Macbeth es coronado rey de Escocia.

1191 - «Adonis» ya tiene 250 años. Las universidades de Oxford y París están fundadas. Batallas de la tercera cruzada contra Saladino en Tierra Santa.

1441 - «Adonis» llega a los honorables 500 años de antigüedad. El Imperio otomano conquista Grecia. Muchos eruditos griegos huyen hacia el oeste, influyendo en el Renacimiento. En Suecia, el primer parlamento se crea en Arboga. Johannes Gutenberg está a punto de poner a prueba su primera imprenta.

1691 - «Adonis» tiene 750 años. Isaac Newton formula sus leyes sobre el movimiento. El helado, el té y el café se introducen en Europa.

1941 - «Adonis» tiene un milenio de antigüedad. La II Guerra Mundial está causando estragos en el mundo. Grecia está ocupada por la Alemania nazi, Italia y Bulgaria.


FUENTE: ABC.ES

Ven cómo los pensamientos se forman en el cerebro en tiempo real


En un cerebro de ratón, los detectores basados en células llamadas CNiFERs cambian su fluorescencia cuando las neuronas liberan dopamina. - Slesinger & Kleinfeld labs

La nueva técnica permite observar lo que ocurre dentro del cerebro de animales vivos en un experimento similar al de los perros de Pávlov

Hace más de cien años, Iván Pávlov realizó un experimento que se convertiría en uno de los estudios más famosos e influyentes de la psicología: condicionó a unos perros para salivar cuando escuchaban el sonido de una campana. Ahora, una nueva técnica permite a los científicos ver en tiempo real lo que ocurre en el cerebro de animales vivos durante este experimento clásico. Los autores, que han presentado su trabajo en el gran encuentro anual de la Sociedad Americana de Química (ACS) que se celebra estos días en Filadelfia (EE.UU.), creen que este enfoque podría conducir a una mayor comprensión de las adicciones.

Lo que hicieron los investigadores es desarrollar unos detectores basados en unas células llamadas CNiFERs, que se pueden implantar en el cerebro de un ratón y notan la liberación de neurotransmisores específicos en tiempo real, según explica Paul A. Slesinger, de la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí en Nueva York, que ha utilizado esta herramienta para revisar el experimento de Pávlov. Los neurotransmisores son las sustancias químicas que transmiten mensajes de una neurona a otra.

Estos detectores emiten luz que se puede leer con un microscopio de dos fotones y son los primeros biosensores ópticos que pueden distinguir entre los neurotransmisores casi idénticos dopamina y norepinefrina. Estas moléculas de señalización están asociadas, respectivamente, con el placer y el estado de alerta.

El equipo acostumbró a un grupo de ratones a escuchar un tono para más tarde recompensarles con azúcar. Después de varios días, a los roedores se les hacía la boca agua nada más escuchar el sonido, a la espera de su dulce premio.

Durante el proceso de aprendizaje de los ratones, los investigadores pudieron ver la señal de la dopamina justo después de la recompensa. Luego, después de días de entrenamiento, empezaron a detectar la dopamina después del tono pero antes de que se presentara la recompensa. Es decir, la reacción condicionada de los ratones podía verse en su cerebro justo en el momento en el que se estaba produciendo.

FUENTE: ABC.ES