Ir al contenido principal

Descubren un gran lago de agua líquida bajo el polo sur de Marte


El radar de la Mars Express sondea la región Planum Australe. La potencia de los ecos se muestran con un código de color, donde el azul oscuro corresponde a las reflexiones más fuertes emitidas por la masa de agua líquida - USGS Astrogeology Science Center, Arizona State University, INAF, ESA

*De 20 km de diámetro y salobre, recuerda a las reservas de agua subglaciales que existen en la Antártida
*Está situado a kilómetro y medio bajo la superficie helada del Planeta rojo

Judith de Jorge
@judithdj

Oculto bajo la superficie helada del polo sur de Marte, existe un gran lago de agua líquida de 20 kilómetros de diámetro, el primero encontrado en el Planeta rojo. El hallazgo, realizado por un equipo de astrónomos italianos a partir de imágenes del orbitador europeo Mars Express, aparece publicado en la revista «Science» y ha sido anunciado por la Agencia Espacial Italiana en Roma. Según explican, esta masa de agua muy fría es salobre, un hábitat no muy amable para la vida. Sin embargo, los científicos dicen que recuerda a las reservas subglaciales de la Antártida, donde sí se han encontrado organismos sencillos.

Hace miles de millones de años, Marte albergaba mares y ríos de los que hoy quedan barrancos y canales como vestigios. Pero su atmósfera adelgazó y se enfrió y, en la actualidad, el agua líquida en su superficie parece destinada a evaporarse. El agua sobrevive congelada en los casquetes polares o en depósitos de hielo subterráneos, áreas que son mapeadas por el instrumento Marsis (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding) a bordo de la sonda europea Mars Express. Este instrumento envía pulsos de radar que penetran en el terreno y los bloques de hielo para después medir el tiempo que tardan en reflejarse en la nave espacial y con qué fuerza. Los ecos reflejados proporcionan a los científicos información sobre lo que se encuentra debajo.

Entre mayo de 2012 y diciembre de 2015, el equipo de Roberto Orosei, del Instituto Nacional de Astrofísica en Bolonia, utilizó Marsis para inspeccionar una región llamada Planum Australe, ubicada en el polo sur de Marte. En 29 pasadas, sondeó un área que exhibía un cambio muy brusco en su brillo. Además, el análisis de los ecos mostraba que tiene una constante dieléctrica alta, una característica propia de los materiales acuosos. Los investigadores están convencidos de que se trata de un lago que se extiende unos 20 kilómetros y que está situado a aproximadamente 1,5 kilómetros por debajo de la superficie del hielo. Si están en lo cierto, sería la primera vez que se observa un cuerpo estable de agua líquida en Marte.


Los investigadores creen que esta reserva es similar a los lagos subglaciales que se encuentran debajo de las capas de hielo de la Antártida en la Tierra, como el famoso lago antártico Vostok, a unos 4 kilómetros por debajo del hielo. En esos lugares extremos «sobreviven organismos unicelulares con metabolismos adaptados». En Vostok, investigadores estadounidenses identificaron hace algunos años lo que parecían ser miles de especies simples a través de análisis genéticos. ¿Pero podría ser el lago marciano un lugar habitable? «Desde luego, no es un ambiente muy agradable para la vida», reconoce Orosei.

Recreación de la Mars Express en el polo sur de Marte- ESA / INAF / Davide Coero Borga

Una salmuera

Para empezar, la temperatura del lago marciano ronda los -68ºC, inferior al punto de congelación del agua pura. «En esas condiciones, el agua líquida solo puede ser salobre, ya que las sales reducen el punto de congelación», explica a ABC Anja Diez, glacióloga del Intituto Polar Noruego, quien trabaja en la Antártida y firma un artículo relacionado en «Science». En efecto, las sales disueltas de magnesio, calcio y sodio, que se sabe están presentes en las rocas marcianas, podrían disolverse en el agua para formar una salmuera. Junto con la presión del hielo superpuesto, el punto de fusión se reduce, lo que permite que el lago permanezca líquido, como ocurre en nuestro planeta. «Por ejemplo, en los Valles Secos (Antártida) se ha encontrado un lago de salmuera. Sin embargo, la concentración de sal en el agua es mucho menor de lo que se espera para el de Marte», apunta la investigadora.

En cuanto a la profundidad del lago, está estimada en al menos un metro, aunque Diez señala que es imposible conocerla realmente, ya que los datos de radar solo proporcionan imágenes de la superficie de la masa de agua. Lo que sí considera factible es que existan más lagos marcianos como este, que podrían ser revelados en el futuro con nuevos estudios y mejores mediciones. «Esta es solo una pequeña área de estudio; es una perspectiva emocionante pensar que podría haber más de estas bolsas subterráneas de agua en otros lugares, aún por descubrir», subraya Orosei. Según explica, para conocer más sobre el nuevo lago descubierto y hallar evidencias directas de su existencia «haría falta enviar allí unos robots que perforasen a 1,5 kilómetros de profundidad, pero esa es una tecnología que aún no está desarrollada». Si la vida alguna vez existió en Marte sigue siendo una pregunta abierta.


El lago se esconde bajo una capa de hielo en el polo sur de Marte - ESA / DLR / Vídeo: Descubren agua líquida en Marte

Por qué sabemos que en Marte hay agua y que puede haber seres vivos

Gonzalo López Sánchez
@GonzaloSyldavia

Los datos recogidos por el radar de la sonda Mars Express han revelado que bajo el polo sur de Marte muy probablemente existe una gran masa de agua subterránea o, al menos, una gran acumulación de sedimentos ricos en agua. Estas conclusiones no son definitivas, porque se han obtenido con evidencias indirectas, pero los investigadores han sugerido que en Marte existe un lago salino y muy frío, próximo a los -68 ºC y de al menos 20 kilómetros de diámetro.

¿Se trata de un descubrimiento importante? Científicos como Chris Mckay, de la NASA, opinaron ayer que «este lago de Marte, incluso si es salado, es ahora el mejor lugar para buscar vida existente en Marte». Para el planetólogo Stephen Clifford, la posible presencia de este lago «refuerza la idea de que la vida podría persistir todavía en Marte». Es decir, 3.500 millones de años después de que el planeta rojo perdiera su atmósfera y perdiese las masas de agua que cubrían su superficie, este hallazgo apoya la idea de que aún existe el elemento indispensable para la vida que conocemos: el agua líquida.

Un «hábitat viable»
¿Esto significa que puede haber seres vivos? John Priscu, biogeoquímico de la Universidad Estatal de Montana en Bozeman (EE.UU.) que estudia la vida en las condiciones extremas de los lagos subglaciales de la Antártida, explicó a ABC que cree que «las condiciones físicas y químicas en el lago marciano son compatibles con la vida microbiana terrestre». Este investigador, considera que, a la luz de lo que le ha mostrado su trabajo con el paso de los años sobre «la tenacidad de la vida en la Tierra», concluiría que «este lago es un hábitat viable».

Por tanto, prosiguió, «allí encontraríamos microbios psicrófilos (que crecen en ambientes muy fríos) que viven de la energía que extraen de los minerales».

«Ahora sabemos que Marte tiene los ingredientes básicos de los que estamos hechos los seres vivos»
Alberto González Fairén, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), destacó en ABC la importancia de este hallazgo en combinación con los anteriores: «El descubrimiento de agua líquida hace mucho más posible que haya vida en Marte. Combinando este hallazgo con el descubrimiento de compuestos orgánicos que hizo Curiosity hace un mes, ahora sabemos que Marte tiene los ingredientes básicos de los que estamos hechos todos los seres vivos: agua líquida y compuestos orgánicos».

Pero, ¿no se había detectado agua antes?
La geóloga Anja Diez publicó un comentario en Science en el que repasó la breve historia de descubrimientos que hoy han llevado a que no sea tan sorprendente, aunque sí relevante, confirmar, de momento de forma indirecta, que hay agua líquida en el subsuelo de Marte.

En primer lugar, las primeras misiones de exploración a Marte pronto se encontraron con las huellas de la vida geológica pasada del planeta. Así aparecieron señales de antiguos cauces de ríos y lechos de lagos. Las sondas tomaron imágenes muy claras de grandes acumulaciones de hielo de agua y dióxido de carbono en los polos.

Las posteriores misiones que se posaron en el planeta rojo detectaron cada vez más pruebas de la presencia de agua no pasada, sino presente. Detectaron pequeñas cantidades de vapor de agua en la atmósfera, minerales hidratados, gotas de condensación en el rover Phoenix y la presencia de hielo de agua en el subsuelo, muy cerca de la superficie. Sin embargo, todo esto no era lo más importante, que es detectar la presencia de agua líquida estable en la superficie, porque este es el ingrediente más importante para que la vida pueda desarrollarse (al menos si la vida marciana se comporta como la terrestre).

En 2015 se detectó agua líquida
Sin embargo, en 2015 la NASA anunció por todo lo alto un descubrimiento sensacional: la de la generación de muy pequeñas corrientes de agua, apenas constituidas por unas gotitas saladas, en las laderas de algunas colinas, durante el verano marciano. Aquello significaba, en principio, la primera detección de agua líquida en superficie en Marte. Sin embargo, y dado que solo se trataba de evidencias indirectas, posteriores investigaciones pusieron en duda que las huellas que se detectaron hubieran sido creadas por agua.


Surcos quizás formados por agua líquida en la superficie de Marte durante el verano - NASA/JPL/University of Arizona

Ya en 2018, una investigación sugirió la presencia de enormes acumulaciones de hielo de agua en el subsuelo de las zonas ecuatoriales dede Marte, lo que confirmaba que el subsuelo es un lugar clave donde encontrar agua.

A la vez que todo esto ha ido publicándose, los esfuerzos en estudiar la «habitabilidad» del planeta, o sea, en averiguar si este tiene o tuvo condiciones adecuadas para albergar vida, se ha desarrollado mucho en los últimos años. En este sentido se ha constatado que el lugar más habitable de Marte es el subsuelo. La causa está en la gran hostilidad de la superficie: la radiación la barre sin piedad, porque Marte carece de un campo magnético protector y solo tiene una fina atmósfera. Las temperaturas son muy bajas y las oscilaciones térmicas son más drásticas que las de cualquier desierto terrestre. No parece probable que la vida pueda sobrevivir a esas condiciones.

Si hay hielo, hay agua
Sin embargo, estas duras condiciones de la superficie se atemperan notablemente en el subsuelo. Bastaría con que hubiera sales, altas presiones o calor proveniente de las profunidades de Marte para fundir el hielo que se ha observado cada vez en más lugares del subsuelo. De hecho, el planetólogo Sephen Clifford sugirió, hace ya 30 años, que debajo de los caquetes de hielo de Marte podría encontrarse agua líquida.

El problema está en que para acceder al subsuelo y comprobarlo hacen falta potentes instrumentos que resulta impensable poder embarcar en una nave espacial o en un rover de exploración, al menos hoy en día. En este sentido, Ricardo Amils, un investigador del Centro de Astrobiología que ha estudiado algunas de las formas de vida terrestres más similares a las que podrían vivir en Marte, en especial en el subsuelo terrestre, explicó: «Hasta que no haya misiones dedicadas a perforar el suelo marciano, seguramente no podrá encontrarse vida en Marte».

Sin embargo, Amils explicó que la presencia de pequeñas cantidades de metano en la atmósfera, un gas que en la Tierra es producido en buena parte por microbios, es una señal esperanzadora. Por ese motivo, la sonda «Trace Gas Orbiter», de la ESA, trabaja en estudiar su distribución, con el objetivo de buscar posibles lugares donde se genere más metano. Junto a esta, las futuras misiones, como Insight, ExoMars o Mars2020, seguirán estudiando la habitabilidad de Marte, con la finalidad de detectar los lugares donde es más probable que encontremos la tan ansiada vida marciana.

Por desgracia, muy probablemente no encontraremos hombrecillos verdes, sino más bien bacterias resistentes a las bajas temperaturas. Tal como dijo Amils, «seguro que los ingenieros ya están pensando en cómo poder detectarlas». No será una tarea sencilla.


Mapa de radar (a la derecha) del lugar donde se han detectado los indicios del agua subterránea (en azul) - USGS Astrogeology Science Center, Arizona State University, INAF

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…