Ir al contenido principal

Un posible exoplaneta más pequeño que la Tierra y cubierto de lava

Ilustración artística del posible exoplaneta UCF-1.01 (primer plano) y su estrella GJ 436 (segundo plano). Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Los científicos han descubierto lo que parece ser un exoplaneta de sólo dos tercios el tamaño de la Tierra, un mundo infernal, quizá cubierto de lava fundida, informa un nuevo estudio.

Los astrónomos descubrieron el nuevo planeta extrasolar, conocido como UCF-1.01, usando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA. El diminuto mundo se encuentra a sólo 33 años-luz de distancia, lo que lo convierte en un vecino de la Tierra en el esquema cósmico.

“Encontramos pruebas sólidas de un planeta muy pequeño, caliente y cercano con la ayuda del Telescopio Espacial Spitzer”, dijo en un comunicado el autor principal del estudio Kevin Stevenson, de la Universidad de Florida Central (UCF) en Orlando. “Identificar pequeños planetas cercanos como UCF-1.01 puede algún día llevar a su caracterización usando instrumentos futuros”.

UCF-1.01 sigue siendo un candidato a exoplaneta –en lugar de un planeta reconocido oficialmente- debido a que los investigadores aún deben medir su masa. Sin embargo, el equipo del descubrimiento piensa que este es el trabajo real.

“A pesar de la falta de una masa confirmada, el equipo está seguro que las observaciones futuras verificarán nuestros hallazgos”, dijo el coautor Joseph Harrington, también de la UCF.

Observando los tránsitos

Stevenson y sus colegas no estaban buscando nuevos planetas cuando encontraron a UCF-1.01. Apareció inesperadamente en las observaciones de Spitzer del exoplaneta GJ 436b del tamaño de Neptuno.

Los investigadores notaron la disminución ligera y periódica en la luz infrarroja emitida por la estrella enana roja de GJ 436b, lo que indicaba que algún pequeño cuerpo estaba bloqueando la luz de la estrella. Otros instrumentos, incluyendo al prolífico telescopio espacial Kepler de la NASA, generalmente usan este “método de tránsito” para descubrir nuevos exoplanetas.

Mediante el estudio detallado de estas disminuciones de brillo, el equipo fue capaz de determinar varias propiedades básicas de UCF-1.01. El diámetro del planeta es, probablemente, cercano a los 8.400 kilómetros, haciéndolo dos tercios tan ancho como la Tierra.

No obstante, UCF-1.01 no es muy similar a la Tierra. Se encuentra a apenas 2,7 millones de kilómetros de su estrella madre, completando una órbita cada 1,4 días. Así que probablemente es un mundo ‘chamuscado’ con temperaturas superficiales superiores a los 540 grados Celsius, dijeron los investigadores.

“El planeta podría incluso estar cubierto de magma”, dijo Harrington.

Si UCF-1.01 alguna vez tuvo atmósfera, es casi seguro que fue evaporada, añadieron los investigadores.

Los exoplanetas más pequeños

Los astrónomos también notaron indicios de un tercer exoplaneta alrededor de la estrella GJ 436, otro diminuto candidato a planeta que llaman UCF-1.02. Sin embargo, los datos de UCF-1.02 están más incompletos; por ejemplo, el equipo no pudo estimar su periodo orbital.

Si UCF-1.01 termina siendo confirmado, estará entre los planetas más pequeños descubiertos hasta ahora fuera del Sistema Solar. El título lo posee actualmente un planeta descubierto por Kepler llamado KOI-961.03, que tiene un diámetro de sólo 57% el de la Tierra, o aproximadamente el tamaño de Marte.

“Espero que futuras observaciones confirmen estos emocionantes resultados, los que demuestran que Spitzer puede es capaz de descubrir exoplanetas tan pequeños como Marte”, dijo Michael Werner, científico del proyecto Spitzer del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. “Incluso después de casi nueve años en el espacio, las observaciones de Spitzer siguen llevándonos en nuevas e importantes direcciones científicas”.



FUENTE: NASA

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar