Ir al contenido principal

Una brújula en 3D en el cerebro, para orientarnos en el espacio


Descubierta en murciélagos, permite distinguir entre arriba y abajo y es fundamental para la orientación de los pilotos

En algunas ocasiones, al salir de metro, dudamos sobre el camino a seguir y por unos instantes estamos desorientados. Más preocupante es que algo parecido le ocurra a un piloto de un avión y experimente una pérdida repentina del sentido de la orientación vertical, por ejemplo, al hacer una pirueta en el aire, que le impida saber la localización de “arriba” y “abajo”. Se cree que esa desorientación está causada por un mal funcionamiento temporal de un circuito de cerebro que funciona como una brújula tridimensional. Pero faltaba encontrar su localización exacta en el cerebro.

Una investigación que del Instituto Weizmann que se publica en el último número de Nature demuestra por primera vez la existencia de esa brújula-3D en el cerebro de murciélagos, unos mamíferos muy peculiares que pasan la mitad de su vida cabeza abajo.

Navegación se basa en la memoria espacial, es decir, el recuerdo de los diferentes lugares en los que hemos estado. Esta memoria se forma principalmente en una estructura del cerebro denominada formación del hipocampo. En los mamíferos, tres tipos de células localizadas en diferentes áreas de la formación del hipocampo forman el GPS.

Dos de ellas, las células de retícula y las de lugar, funcionan como un GPS, que permite saber en todo momento donde estamos. Un tercer tipo, células de dirección de la cabeza, responden actúan como una brújula, marcando la dirección de la cabeza del animal. El papel de las células de lugar y de retícula esta más claro y sus descubridores han sido galardonados con el Premio Nobel 2014 de Fisiología o Medicina, pero hasta hace poco tiempo, las células de dirección de dirección se ha estudiado sólo en dos dimensiones (2D), en ratas, y se sabe poco sobre la codificación de la tercera dimensión en el cerebro.

Dirección de la cabeza
Para llenar esa laguna, los científicos del Instituto Weizmann desarrollaron un un aparato para registrar en vídeo los tres ángulos de rotación de la cabeza de los murciélagos de la fruta egipcios. Estos movimientos se conocen como cabeceo (movimiento de hacia arriba y abajo de la cabeza, como cuando se afirma), alabeo (movimientos de rotación respecto del eje longitudinal de la cabeza, como ocurre cuando inclinamos la cabeza a derecha e izquierda tratando de aproximar las orejas al hombro) y balanceo (rotación respecto al eje vertical de la cabeza, como cuando negamos).

Al mismo tiempo, controlaron la actividad neuronal de los murciélagos mediante microelectrodos implantados en su cerebro. Las grabaciones realizadas con la ayuda de estos microelectrodos revelaron que en una subregión específica de la formación del hipocampo, las neuronas están “sintonizadas” con un ángulo particular de inclinación de la cabeza en las tres direcciones del espacio. Algunas de esas neuronas se activan sólo cuando la cabeza del animal apunta en ese ángulo concreto.

El estudio también muestra por primera vez cómo el cerebro registra la dirección vertical y la integra con la horizontal. En la “brújula” neural, estas direcciones se calculan por separado. Las células de dirección de la cabeza en una región de la formación del hipocampo solo se activan en respuesta a los movimientos de la cabeza del murciélago respecto a la superficie horizontal para facilitar la orientación del animal en dos dimensiones, mientras que las células que responden a la componente vertical del movimiento del murciélago - es decir, una orientación 3D - se encuentran en otra región.

Los investigadores creen que las células de dirección 2D podrían servir para el desplazamiento a lo largo de una superficie, como ocurre cuando nos desplazamos de un sitio a otro, mientras que las células en 3D podrían ser importantes para las maniobras complejas en el espacio, como subir a las ramas de los árboles o, en el caso de los seres humanos, subir escaleras, hacer un salto que implique un giro en el espacio o pilotar una aeronave.

Cabeza abajo
Aprovechando la peculiaridad de los murciélagos de vivir cabeza abajo, los científicos pudieron aclarar cómo se procesan las señales de la dirección de la cabeza en el cerebro del murciélago. Y al parecer estos cálculos se realizan de una manera que puede ser descrita por un sistema excepcionalmente eficiente de coordenadas matemáticas con forma de donut, denominado "toroidal". Gracias a este sistema de coordenadas, que les dota de un sistema estable de representación de su dirección, los murciélagos pueden orientarse eficazmente en el espacio estén cabeza arriba o cabeza abajo (movimiento de cabeceo).

Esta investigación apoya la idea de que las células de dirección en la formación del hipocampo actúan como brújula neural en 3D. Aunque el estudio se ha hecho en murciélagos, los científicos creen que sus hallazgos podrían aplicarse también a los mamíferos no voladores, incluyendo ardillas y monos que saltan entre las ramas de los árboles, así como los seres humanos.

Sin embargo, esas afirmaciones habrán de corroborarse para otras especies, pero de entrada plantean la nececesidad de volver a estudiar el papel de las células de dirección de la cabeza en roedores, donde inicialmente se descubrieron, como propone, en un artículo que acompaña a la investigación, May-Britt Moser , que acaba recibir el premio Nobel de Medicina precisamente en este campo del sistema de orientación espacial del cerebro.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avanzan los planes para construir una estación espacial en la Luna

La Luna brilla después de un cohete Soyuz con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS), en el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán), el 14 de noviembre de 2016 - REUTERS

Autoridades rusas han presentado recientemente nuevos detalles sobre los prototipos de una estación permanente, que será el paso previo a la exploración y explotación del satélite

El cosmonauta Oleg Kotov ha informado que una futura estación espacial internacional puesta en órbita en la Luna será cuatro o cinco veces más pequeña que la Estación Espacial Internacional (ISS), según TASS, la agencia rusa de noticias.

«La discusión sobre los planes para crear una estación espacial internacional en la Luna están en su fase inicial. Las conversaciones previas al proyecto están siendo llevadas a cabo por equipos de trabajo de los países socios de la Estación Espacial Internacional (ISS)», ha dicho Kotov, el jefe del Centro de Programas tripulados de Roscosmos.


Logotipo de la agencia espacial de Rusia- ROSCOSMOS

«El …

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…