Ir al contenido principal

Pasan un año aislados en un volcán de Hawái simulando vivir en Marte


Exterior de la cúpula en Hawái en el que han permanecido aislados los seis científicos durante un año - C.Heinicke

El experimento, en el que han participado tres hombres y tres mujeres, pretende recrear las exigencias extremas de la vida en el Planeta rojo

Parece un «reality» televisivo. Seis personas, tres hombres y tres mujeres, confinados en una cúpula de once metros de diámetro y seis de altura, han permanecido aislados durante un año, con la excepción de algunas comunicaciones por audio, vídeo e internet con el exterior. La experiencia es en realidad un extenso estudio para comprobar las exigencias extremas de una vida en Marte, una de las aspiraciones de la exploración espacial. El objetivo no era tanto la simulación de la supervivencia, sino identificar otro aspecto fundamental: cómo el aislamiento y la falta de privacidad en un pequeño grupo puede afectar a sus miembros.

El experimento HI-SEAS, en el que participa la NASA y la Universidad de Hawái, se ha realizado en las laderas del volcán inactivo Mauna Loa, en Hawái, un paisaje árido de lava rojiza a 2.500 metros sobre el nivel del mar que recuerda al del Planeta rojo. Finalizó el pasado domingo, cuando los científicos voluntarios salieron por fin al exterior sin sus trajes espaciales después de su encierro de 365 días. «Estoy muy emocionado por tener sensaciones como caminar al aire libre, encontrarme con extraños y comer productos frescos», reconocía el astrobiólogo francés Cyprien Verseux después de pasar tantas privaciones.

En el hábitat que utilizaban como vivienda, los astronautas dedicaban sus días a realizar experimentos de agricultura y química, además de emplearse de forma constante en el mantenimiento de la cúpula, incluidos trabajos de electricidad y fontanería, que en el Planeta rojo serían fundamentales para la supervivencia. En el interior de la cúpula no experimentaban cambios estacionales y de vez en cuando sus ocupantes salían al exterior para realizar investigaciones de campo, siempre con trajes espaciales.

«Una misión a Marte es realista»
A pesar de todas las vicisitudes, los voluntarios se mostraron satisfechos con los resultados de la convivencia. «Una misión a Marte es realista en el futuro cercano», asegura Verseux. «Los problemas técnicos y psicológicos se pueden superar». El equipo también incluye un físico alemán y cuatro estadounidenses: piloto, arquitecto, médico y periodista, y científico especializado en suelos.

El hábitat estaba equipado con una cocina, dos baños, una ducha y un área de ejercicio. Unidos a la construcción principal había un laboratorio y un taller. Cada miembro del equipo tenía su pequeña habitación, con espacio para una cama y un escritorio. Por fortuna, ninguno de ellos resultó gravemente herido o enfermo, por lo que nadie tuvo que ser evacuado.

Una de las preocupaciones de la NASA es aprender sobre la cohesión y la evolución psicológica de personas que participan en misiones aisladas y extremas como los viajes espaciales, donde el estrés y el peligro real son continuos, antes de enviar astronautas a Marte, un logro que se espera conseguir en la década de 2030.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…