Ir al contenido principal

Conozca el cinturón de Orión, las estrellas alineadas con las pirámides de Egipto


Al mirar al cielo en invierno pueden verse tres enormes astros azules que forman parte del cinturón de Orión. Conozca por qué estas estrellas atraían la atención de los habitantes del Antiguo Egipto y siguen atrayendo la de los astrónomos modernos.

En el centro de la constelación de Orión se encuentran tres astros azules que pueden contemplarse mirando al cielo desde cualquier parte del mundo en invierno, informan astrónomos españoles. Las estrellas se llaman 'Mintaka', 'Alnitak' y 'Alnilam', pero también se conocen como 'las tres Marías', 'los tres Reyes Magos' o 'el cinturón de Orión', y forman una brillante alineación ligeramente inclinada que refleja fielmente la posición de las tres grandes pirámides de Giza en Egipto. Esta coincidencia fue descubierta en 1948 por Robert Bauval, ingeniero y escritor aficionado a la astronomía y la egiptología.

La pirámide menor de Giza (la de Micerino), igual que la estrella menos brillante del cinturón de Orión, está un poco apartada de la línea recta que conecta a las otras dos pirámides y estrellas respectivas. Además, la pirámide central (la de Kefrén) es la más resaltada de las tres, de la misma manera que el astro central de los tres Reyes Magos es el más brillante. Según las creencias de los antiguos egipcios, las almas de los fallecidos entraban al cielo en el lugar donde se encuentran las tres Marías, porque allí descansaba el alma del dios egipcio de la resurrección, Osiris, que presedía el tribunal del juicio final.

Además de su gran significado cultural, los tres gigantes azules son interesantes desde el punto de vista astronómico. Estas tres estrellas de Orión destacan en el cielo nocturno debido a que brillan con mucha intensidad: Alnitak, el astro más bajo, ocupa el puesto 35 entre las estrellas más luminosas, incluidas las de otras galaxias, y Alnilam -situada en el centro del trío-, el puesto 27, con un fulgor unas 380.000 veces superior al del Sol. Incluso el brillo de la estrella más débil, Mintaka, es 90.000 veces mayor que el de nuestro astro.

Según los astrónomos, Alnitak, de 6 millones de años de edad, pronto se convertirá en una supergigante roja y estallará en forma de supernova, por ello se podrá ver incluso de día desde nuestro planeta. Posteriormente se convertirá en una pequeña estrella de neutrones de solo 10 kilómetros de diámetro. Por su lado, Alnilam es un astro joven, de 4 millones de años, y muy inestable, por lo que, si tuviera planetas alrededor, la vida allí en las condiciones actuales sería imposible.

Mintaka llama la atención de los astrónomos porque forma parte de un sistema de cinco estrellas. Es uno de los sistemas múltiples más complejos actualmente conocidos. El astro principal, Mintaka, tiene una compañera que está localizada excepcionalmente cerca de ella y posee unas características casi idénticas en lo que se refiere a la masa, la temperatura, la luminosidad y, posiblemente, el tamaño.

Las estrellas del cinturón de Orión se pueden ver en el cielo nocturno al mirar hacia el sur, a media altura, donde se encuentran entre el horizonte y el cénit.

FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…