Ir al contenido principal

El joven nepalí que «vio» líquido marciano en 2011


En la página web de Lujendra, cuelga sus intervenciones esta semana a raíz del anuncio de la NASA, como esta en directo en RT

Cuando la NASA anunció que había resuelto «el misterio de Marte» junto a Lujendra Ojha, todos dedujeron que se trataba de la existencia de cauces líquidos en el planeta rojo, pues este estudiante lo predijo cuatro años atrás

En 2011 Lujendra Ojha tenía 21 años. Enraizado en Mahadevstan, muy cerca de las incomensurables montañas del Himalaya, Ojha fue criado en Katmandú, la capital nepalí. Al joven no solo le gustaba indagar en las cumbres, sino que era (y es) un apasionado del mundo de los multiversos, las teorías más intrincadas de ciencia ficción y los viajes interestelares. Pero, sobre todo, le gusta mirar más allá. Este estudiante apareció el lunes en la rueda de prensa que a las 17.30 (hora española) ofreció la NASAa bombo y platillo bajo un gancho «bomba»: «La NASA ha resuelto el misterio de Marte».

¿Quién se podía resistir a semejante anuncio? Desde el jueves anterior, los medios de comunicación conocían que la agencia espacial estadounidense ofrecería una comparecencia que versaría sobre el Planeta Rojo. La sorpresa saltó también cuando la NASA reveló que habría un investigador, estudiante de doctorado en Ciencias Planetarias en el Instituto de Tecnología de Georgia (Atlanta) junto a los otros ponentes, oradores mucho más conocidos, como el director de ciencia planetaria de la Agencia Espacial, Jim Green, Michael Meyer, científico jefe del Programa de Exploración de Marte de la NASA, Mary Beth Wilhelm, del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California y el profesor del Instituto de Tecnología de Georgia Alfred McEwen, investigador principal del experimento Imágenes de Alta Resolución Science (HiRISE) de la Universidad de Arizona en Tucson, este último el «padre» científico de Ojha.

Ojha era, nada menos, que el «chico» que descubrió la existencia de agua salada en Marte. Él fue quien cuatro años atrás predijo en cierta forma la presencia de salmueras como riachuelos que descendían colina abajo en la superficie roja. En su página web, este estudiante ilustre describe su curiosidad de este modo: «Uno de mis intereses es comprender el mecanismo de formación de pendiente recurrente lineal de Marte. Se trata de varias características activas en Marte que podrían desmostrar que el agua fluye en el planeta rojo. Estas pendientes se forman y crecen durante las estaciones cálidas y desaparecen durante las estaciones frías. Este proceso se repite durante varios años siguiendo el mismo patrón». Y agrega los instrumentos que llevaron a la NASA al gran hallazgo: «Yo uso los instrumentos de teledetección de varios satélites que se encuentran en la órbita de Marte para entender su naturaleza geológica e hidrológica. Y utilizo datos de CRISM MRO para entender su mecanismo de formación». Ese CRISM es la base de lo que la NASA publicó en la revista especializada «Nature Geoscience» y que dio a conocer el pasado lunes 28 de septiembre, firmado por ocho autores. Es un espectrómetro de imagen que permite identificar los minerales y otros compuestos que hay en la superficie marciana.

La revisión de las imágenes de los «boquetes» en Marte, la misma que hacía una y otra vez Ojha en su estudio de trabajo, se basa en el análisis pormenorizado de las imágenes obtenidas por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), lanzada en 2005 por la NASA.

Ver barrancos en Marte
Ojha descubrió una suerte de barrancos, lo que para él era síntoma de que la superficie de Marte podría estar trufada de riachuelos de agua líquida. Interesado en la Física y la Geología, se convenció de que debía cursar su carrera en la Universidad de Arizona, donde inició, junto al profesor Alfred McEwen, un proyecto que acabaron publicando en la revista «Science» y en el que ya se sugería la existencia de agua líquida durantel a estaciones más cálidas en Marte.Una tercera persona fue fundamental en el devenir de los acontecimientos: Collin Dundas, un investigador obcecado con los cambios estacionales que se viven en Marte y la profundidad que tenían esos cauces de agua visionados por Ojha. El joven nepalí se apoyó en un algoritmo informático para ser capaz de eliminar las distorsiones de imágenes tomadas en cráteres de Marte e identificó ciertas variaciones. Según comentó el propio Ojha a la CNN, «fue un accidente afortunado». Cuando el estudiante vio por primera vez los surcos de agua, «no tenía ni idea de lo que era. Solo pensé -declaró con literalidad- que era una raya hecha con polvo o algo similar».

«El Santo Grial de la Ciencia»
De acuerdo con las impresiones del equipo pilotado por el profesor McEwen, se trataba de «dedos» en las laderas de Marte que no llegaban a identificar, aunque ya se presagiaba el dictamente final. Lujendra Ojha infirió que, tras años de investigación, el proyecto podía culminar en la confirmación de una prueba de agua en Marte. No se equivocó. «Ojalá éste sea el primer paso para poder demostrar la existencia de vida en Marte -pronunció esta semana el joven nepalí de 25 años-, sería como el Santo Grial de la Ciencia». En la zona sur de Marte la NASA ya ha contrastado que hay riachuelos de agua. MRO ha hecho un seguimiento de estos surcos durante años, lo que ha permitido determinar evidencias «de sales hidratadas» en «cuatro localizaciones diferentes» en las que se han formado riachuelos de salobre líquido. De este modo, estos surcos «se deben a la actividad de agua salada», han confirmado los científicos.

El resto queda a expensas de la exploración e investigación espacial.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…