Ir al contenido principal

¿Parece habitable la Tierra a cientos de años luz?


A cientos de años luz la Tierra puede parecer un planeta demasiado caliente para albergar vida - NASA

Un astrónomo extraterrestre probablemente pensaría que estamos demasiado cerca del Sol como para albergar vida y nos descartaría como objeto de estudio

Sabemos que la Tierra es un planeta habitable porque aquí estamos, pero ¿qué impresión nos daría nuestro propio mundo a cientos de años luz de distancia? Buena sí, pero no óptima, según el astrónomo Rory Barnes de la Universidad de Washington.

Los astrónomos detectan posibles exoplanetas, planetas que se encuentran más allá del sistema solar, no a través de la observación directa, sino por la atenuación de la luz que se produce cuando esos mundos pasan por delante de su estrella anfitriona, lo que se denomina «tránsito».

Muchos factores influyen a la hora de juzgar la posible habitabilidad de un mundo, incluyendo la cantidad de energía que recibe de su estrella, la distancia y el radio de su trayectoria orbital y el comportamiento de sus planetas vecinos. La espectrometría se utiliza para estimar la masa y el radio de la estrella anfitriona, a partir de la cual los astrónomos pueden estimar el tamaño del planeta mismo.

Pero la validación o confirmación de planetas es metódica, el trabajo consume mucho tiempo, y el acceso a los grandes telescopios necesarios es caro. Por todo ello, el índice de habitabilidad, que considera todos esos factores, ayuda a los astrónomos a clasificar y priorizar los planetas para ayudar a determinar cuáles son dignos de un estudio más detallado y descartar los que no lo sean.

Gestionando estos miles de cálculos, el índice de la Tierra, si se observa desde lejos, de la misma forma que ahora observamos planetas lejanos, es de aproximadamente el 82% de ser el adecuado para la vida. ¿Pero por qué nuestro planeta, el único ejemplo de mundo conocido capaz de alojar vida, no se lleva un 100% en su calificación?

«Básicamente, porque podríamos estar demasiado cerca de nuestra estrella», afirma Barnes. «De hecho, estamos bastante cerca del borde interior de la zona habitable. Si nos fijamos en la Tierra con nuestras técnicas actuales, llegaríamos razonablemente a la conclusión de que podría ser demasiado caliente para la vida». Un astrónomo extraterrestre que utilizara técnicas similares a las nuestras probablemente nos encontraría interesantes, pero no gritaría ¡eureka! en cuanto nos viese. No sabría que hay océanos y vida, sino solo un mundo que parece demasiado caliente.

El gemelo de la Tierra, despreciado
La zona habitable es la franja de espacio alrededor de una estrella donde el planeta rocoso que la orbita puede ser capaz de mantener agua líquida en su superficie, dando así una oportunidad a la vida. Pero la distancia a la estrella anfitriona es sólo uno de los muchos puntos que forman el índice de habitabilidad. Otros son la composición del planeta, los detalles de su trayectoria orbital y el comportamiento de los mundos cercanos.

Lo que Barnes quiere apuntar es que si se encontrara un gemelo de la Tierra, cerca del borde interior de su zona habitable, y otro planeta con una calificación del índice de habitabilidad superior, ¿en el estudio de cuál de ellos deberíamos gastar millones? El gemelo de la Tierra perdería. Con ello, Barnes quiere poner de manifiesto que quizás tengamos una información muy limitada a la hora de ponernos a estudiar a los candidatos a una futura Tierra.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…