Ir al contenido principal

¿Nos cargamos el clima o lo cargamos?: Hacia el arma meteorológica total

El supuesto desarrollo de tecnologías para el control de desastres naturales podría convertirse en un nuevo tipo de arma secreta

Huracanes, inundaciones desastrosas, sequías y otros fenómenos naturales destructivos se convierten en cada vez más frecuentes, lo que obliga a reflexionar acerca su carácter premeditado y la posible existencia de una nueva arma climática.

El científico norteamericano Moshe Alamaro, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, asegura que existen tecnologías de control de huracanes que permiten la regulación artificial de la temperatura en diferentes partes de un tornado incipiente.
Una bomba-tsunami

El portal ruso '3rm.info' escribe que los recientes acontecimientos en Japón y el tsunami de Indonesia en 2004 multiplican los interrogantes sobre el control artificial de desastres naturales, y recuerda que hace 10 años se hizo público un proyecto secreto de EE.UU. denominado Project Seal (1944-1945), un programa militar bajo la dirección del profesor Thomas Leech, para detonar en el fondo del mar una gran cantidad de explosivos, lo que habría de causar un tsunami local, arrasando edificios a lo largo de la costa de un potencial enemigo.

Las pruebas se realizaron cerca de la península Whangaparaoa (Nueva Zelanda) y, si bien los científicos las consideraron un éxito, se desconoce en qué quedó finalmente el proyecto.

Sin embargo, en la práctica resulta extremadamente difícil probar una explosión nuclear bajo el agua si se produce a la vez que un fuerte terremoto. El portal '3rm.info' considera que entre los países más vulnerables a las bombas-tsunami figuran Reino Unido, Japón y EE.UU.

Ataque de la ionosfera

La ionosfera, la parte de la atmósfera situada a 50 kilómetros de la superficie terrestre, contiene una gran cantidad de iones y electrones libres que protegen al planeta de la radiación cósmica. Actualmente se discute el impacto que dos potentes instrumentos tendrían en la ionosfera: los proyectos SURA, de Rusia, y HAARP, de EE.UU.

Estas instalaciones pueden proyectar radiación electromagnética a cualquier parte del planeta. La potencia de la radiación sigue siendo un misterio, lo que permite a los entusiastas de las teorías de conspiración creer que el HAARP es capaz de causar terremotos, irradiar ciertas olas de 'resonancia' que generarían movimientos de la corteza terrestre, o incluso extender el pánico y la locura en miles de personas.

Quienes apoyan esta teoría ponen como ejemplo numerosos terremotos registrados en diferentes partes del mundo, así como levantamientos populares y golpes militares. También piensan que el futuro el calentamiento de la ionosfera por medio de potentes transmisores de alta frecuencia podrían ser utilizados como arma geofísica, por ejemplo, como medio para debilitar la capa de ozono sobre el territorio de un enemigo o recalentar la atmósfera a fin de influir en los procesos de la naturaleza.

Arma secreta

Las especulaciones sobre las armas climáticas raramente vienen acompañadas de hechos concretos demostrativos, ya que, en esencia, su supuesto desarrollo sería de carácter secreto. Sin embargo, el uso de armas geofísicas en un área limitada no es sólo posible, sino inevitable, advierten los expertos.

El portal '3rm.info' considera que el ejército de EE.UU. no ha abandonado la idea de los cambios climáticos en zonas de hostilidades, y aventura que las tecnologías estarán operativas en 2025. Entre las supuestas ventajas tácticas de las armas climáticas, la web menciona la creación de nubes bajas para ocultar aeronaves de observación del terreno, o de niebla que cubriría fuerzas terrestres.

FUENTE: RT NOTICIAS

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…