Ir al contenido principal

Planetas hiperveloces escapan de nuestra galaxia

Salen disparados a la increíble velocidad de 50 millones de km por hora, lo que puede convertirles en los objetos más rápidos de la Vía Láctea

Hace siete años, los astrónomos se quedaron atónitos al descubrir por primera vez una estrella "hiperveloz" escapando de nuestra galaxia a 2,4 millones de km. por hora. Hoy se conocen ya 16 estrellas que se comportan de la misma forma y se han estudiado los mecanismos que hacen posible que adquieran tales velocidades. Desde el principio, sin embargo, muchos empezaron a preguntarse si sería posible que algo parecido le sucediera también a un planeta. Ahora, una investigación realizada por científicos del centro de Astrofísica Harvard Smithsonian y el Dartmouth College acaba de demostrar que sí.

Y no solo eso, sino que esos planetas, además, pueden "escapar" de la Vía Láctea a la increíble velocidad de hasta 50 millones de km. por hora o, lo que es lo mismo, casi a 14.000 km. por segundo. "Estos mundos - afirma Avi Loeb, uno de los autores del estudio - podrían ser los objetos más veloces de nuestra galaxia. Si alguien viviera en uno de ellos, sería como ir montado en un toro mecánico desde el centro de la Vía Láctea hasta el universo exterior".

Idan Ginsburg, por su parte, director del estudio e investigador del Dartmouth College, una universidad privada de New Hampshire, en Estados Unidos, afirma que "aparte de las partículas subatómicas, no conozco nada capaz de abandonar la galaxia tan rápido como lo hacen estos planetas errantes".

La culpa del gran agujero negro
Estos mundos hiperveloces son posibles por la misma razón que permite la existencia de estrellas hiperveloces. Un sistema estelar doble (en los que dos estrellas se orbitan mutuamente) se aventura demasiado cerca del gran agujero negro que hay en el centro de la galaxia. Las enormes fuerzas gravitatorias a las que son sometidas rompen su unión violentamente. Una de las estrellas sale despedida a gran velocidad y la otra es capturada por el agujero negro.

Para llevar a cabo su estudio, los investigadores simularon lo que sucedería si cada una de estas dos estrellas tuviera uno o dos planetas en órbita. Y se encontraron con que la estrella que sale despedida hacia el exterior sería perfectamente capaz de arrastrar consigo sus planetas. La segunda estrella, sin embargo, al ser capturada por el agujero negro, vería cómo sus mundos son arrancados violentamente de sus órbitas y arrojados hacia el espacio interestelar a velocidades relativistas.

Un planeta hiperveloz típico podría salir despedido de la galaxia a una velocidad que oscila entre los once y los dieciséis millones de km. por hora. Sin embargo, un pequeño número de estos hipotéticos planetas podrían alcanzar, en condiciones ideales, velocidades mucho mayores, de hasta 50 millones de km. por hora.

Perdido en el vacío intergaláctico
Por desgracia, los instrumentos de observación de los que disponemos en la actualidad no son capaces de captar un lejano mundo solitario y oscuro viajando a casi 14.000 km. por segundo. Pero sí que podrían detectar los mundos que sigan estando en órbita de una estrella hiperveloz. Sería sólo cuestión de observar la estrella y medir el ligero oscurecimiento que se produciría cuando el planeta pasara por delante de ella.

Los investigadores creen que un planeta en órbita de una estrella hiperveloz debería por fuerza estar muy cerca de ella. Y han calculado las posibilidades de detección en un 50%. "Si hay una posibilidad entre dos de ver un tránsito, siempre que la estrella hiperveloz tenga un planeta, tiene todo el sentido intentar detectarlo", afirma Ginsburg.

El destino de estos mundos, viajen en solitario o junto a sus estrellas, será el de salir de la Vía Láctea y seguir viajando hasta perderse a través del enorme vacío intergaláctico. "Las agencias de viaje - bromea Loeb - ofrecerían excursiones a planetas hiperveloces sólo para los muy aventureros".

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

El capitán de dudosa estirpe que creó el primer parte meteorológico de la Historia

Robert Fitzroy estuvo al mando del «Beagle», el barco en el que Darwin realizó su gran viaje exploratorio

Las consecuencias históricas, científicas y religiosas del viaje que a bordo del “HMS Beagle” realizó Charles Darwin (1809-1882) entre 1831 y 1836 están fuera de toda duda. Quizás no sea tan conocido, excepto por los amantes del montañismo, el nombre del capitán –Robert Fitzroy (1805-1865)- y su apasionante biografía.

Antes de entrar en detalles es preciso matizar que el prefijo inglés “Fitz” significa que el origen del linaje familiar fue un hijo ilegítimo de un rey o un de un noble. Parece ser que en el caso de Robert Fitzroy un antepasado suyo era hijo ilegítimo del rey Carlos II y de Bárbara de Viliers.

Fue precisamente su estirpe familiar la que propició que a la edad de 23 años se le encomendara el mando de un navío que realizó un viaje con fines científicos al extremo meridional del continente americano. En este viaje Fitzroy realizó una completa exploración hidrográfica d…

Un ovni en Cosquín, Argentina

Sandra Mina posaba para una foto en el Pan de Azúcar. Luego subió la imagen a una red social y sus amigos advirtieron un objeto en el cielo.

El 30 de enero 2013, Sandra Mina paseaba con su esposo por el Pan de Azúcar y decidió tomarse una fotografía con el paisaje serrano detrás suyo.

Más tarde, la imagen tomada alrededor de las 16.30 fue posteada en Facebook por Sandra y sus amigos le advirtieron que notaban algo extraño en el cielo.

Ahí fue que ampliaron la fotografía y se encontraron con la sorpresa de ¿un ovni?

FUENTE: http://www.lmcordoba.com.ar