Ir al contenido principal

Sin rastro de Theia, el planeta perdido

La teoría más aceptada dice que un planeta del tamaño de Marte, Theia, chocó contra la Tierra y originó la Luna

La teoría más aceptada dice que chocó contra la Tierra y originó la Luna, pero científicos sugieren que en el nacimiento de nuestro satélite natural no participó ningún otro mundo

Hace unos 4.500 millones de años, cuando el Sistema Solar todavía era poco más que un proyecto por realizar, un enorme objeto del tamaño de Marte chocó contra la Tierra. Una de las teorías predominantes dice que se trataba de un planeta, bautizado como Theia, que impactó de forma violentísima. Del impacto salió disparada hacia el espacio una gran cantidad de escombros que, finalmente, terminaron unidos formando la Luna, la que ahora contemplamos en el cielo. Esta es la historia más aceptada de los orígenes de nuestro satélite natural, una historia a la que un equipo de científicos de la Universidad de Chicago ha puesto un nuevo «pero». Los investigadores han analizado la composición isotópica de la Tierra y la Luna y han descubierto que es muy parecida, demasiado parecida. Tanto que ni siquiera han encontrado restos del segundo objeto en colisión. La investigación, que aparece publicada en la revista Nature Geoscience, suscita más preguntas que respuestas. ¿Es que no hubo ningún choque? Entonces, ¿cómo se formó la Luna?

Los geofísicos compararon los isótopos de titanio de la Luna y la Tierra y, según ellos, resultan demasiado parecidos para apoyar la teoría de que nuestro satélite podría haberse formado con el material de un segundo planeta. Los científicos ya habían descubierto que los isótopos de oxígeno del manto de la Tierra y de la Luna eran casi idénticos, pero eso no era suficiente para menoscabar la teoría de que una colisión con Theia había creado la Luna, porque los isótopos de oxígeno terrestres podría haberse mezclado con isótopos de la masa de material fundido que circundaban el planeta después del impacto. Sin embargo, los isótopos de titanio no son tan fáciles de intercambiar.

La mayoría de los científicos coinciden en que si un planeta se estrelló contra la Tierra y se produjo la Luna como consecuencia del impacto, esta luna debería estar hecha también de ese otro planeta, al menos en un 40%. Si ese es el caso, ¿por qué los estudios de las rocas traídas por las misiones Apolo no muestran ninguna evidencia de este planeta?

Un giro veloz
Algunos sugieren que la Luna no se produjo como consecuencia de un impacto, sino de partes de la Tierra que se lanzaron en órbita debido a un giro más rápido de lo que ahora conocemos. Desafortunadamente, no hay ninguna evidencia que apoye la idea de que alguna vez la Tierra llegó a girar a esa velocidad. Otros sugieren que tal vez no fue un planeta lo que chocó contra la Tierra, sino un objeto hecho de hielo, que se habría evaporado sin dejar ninguna evidencia del golpetazo.

Y algunos, a pesar de las nuevas pruebas, aún se aferran a la creencia de que podría haber sido Theia la otra «madre» de la Luna, si ese mundo estuviera hecho del mismo material que nuestra bola azul, es decir, que los isótopos serían los mismos. Las probabilidades de que esto sea así son bastante escasas, pero no imposibles. Los científicos esperan que algún día una nueva investigación proporcione una respuesta definitiva. De momento, las preguntas son más que las respuestas.

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…