Ir al contenido principal

¿Hubo otros Big Bangs antes que el nuestro?


La ilustración muestra dos agujeros negros en proceso de fusión, como los detectados por LIGO - LIGO / Caltech / MIT / Sonoma State by Aurore Simonnet

El físico británico Roger Penrose cree que su «huella» quedó impregnada en el «ruido» que acompaña a las ondas gravitacionales

El "ruido" que acompañaba a las ondas gravitacionales detectadas por el observatorio LIGO (en septiembre de 2015 y en febrero de 2016) podría ser mucho más que eso. De hecho, en él podría ocultarse la evidencia de que el universo, tal y como afirma la Cosmología Cíclica Conformada (CCC), teoría enunciada hace más de una década por los físicos Roger Penrose y Vahe Gurzadyan, consiste en realidad en una sucesión de "eones" que se superponen en el tiempo. Cada eón, según la teoría, estaría marcado por su propio Big Bang.

Para Penrose, según escribe Hamish Johnston en Physicsworld.com, lo que aparentemente no es más que un ruido de fondo sería, en realidad, una señal real (otra) de las ondas gravitatorias generadas por la descomposición de una hipotética clase de partículas de materia oscura predichas por la CCC. En un artículo publicado hace apenas unos días en arxiv.org, el físico británico sostiene que una cantidad significativa de este ruido podría ser, por sí misma, una señal de origen astrofísico o cosmológico, concretamente una señal CCC.

Para hacer esta afirmación, Penrose parte del reciente trabajo de un equipo de físicos del Instituto Niels Bohr, que hace un mes demostraron que las correlaciones del ruido que rodea a las ondas gravitacionales son idénticas a las que muestran las señales en sí mismas. Como se sabe, LIGO consiste en dos detectores separados por 3.000 km. (uno en Hanford, en el estado de Washington, y el otro en Livingston, Louisiana, en el otro extremo del país), por lo que hay una pequeña diferencia de tiempo entre las dos detecciones de una misma señal.


Las señales captadas por los detectores de LIGO en Hanford (izquierda) y Livingston, muestran la onda gravitacional detectada en 2015. Las líneas oscuras corresponden a las ondas gravitacionales, mientras que las rojas y las azules habían sido consideradas hasta ahora como simple ruido- LIGO

"Esto -sostiene Penrose en la introducción de su artículo- plantea algunas cuestiones acerca de la fiabilidad estadística de las propias señales, lo que ha dado lugar a mucha discusión. Este trabajo aparece para apoyar la afirmación de que hay algo inexplicable y que podría tener un genuino interés astrofísico".

Un Big Bang tras otro
La teoría CCC propuesta por Penrose asume que cada "eón" comienza con un Big Bang y avanza después hacia un futuro interminable en el que el universo se expande a un ritmo acelerado. A medida que esta expansión se hace infinitamente grande, se transforma de nuevo en el próximo Big Bang.

Según Penrose, una "implicación razonablemente robusta de la teoría CCC" es que la materia oscura consiste en partículas llamadas erebones, un nombre que procede del dios griego de la oscuridad Erebos. Los erebones serían extremadamente pesados, con masas de aproximadamente 10–5 g. Lo que supone que cada erebon sería cerca de 22 órdenes de magnitud más pesado que un protón.

Para el físico, cuando un erebon se descompone, deposita toda su energía en una onda gravitacional con frecuencias muy por encima de las capacidades de detección de LIGO. Por eso serían detectados y registrados como impulsos casi instantáneos que pueden confundirse con ruido y no ser identificados con una señal procedente del nacimiento del cosmos.

¿Estamos, pues, a punto de confirmar una teoría cosmológica totalmente diferente a la actual? ¿Hubo otros big bang antes del que dio origen al universo en que vivimos? Solo el tiempo, y nuevos estudios, lo dirán...

FUENTE: ABC.ES

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Avistamiento Ovni en Yucatán, en la vía Acanceh-Tecoh (México)

Muchos de los reportes de OVNIS son desde las carreteras. (Jorge Moreno/SIPSE)

Don Manuel relata las ocasiones en que vio Ovnis en las carreteras de Yucatán durante la noche.

Jorge Moreno/SIPSE

Tres personas me contactaron para informarme que por dos noches consecutivas (jueves 8 y viernes 9 de septiembre 2016) vieron Ovnis en la carretera del mundo maya, tramo Acanceh-Tecoh, es decir, a unos 25 kilómetros de Mérida.

Las descripciones de los tres reportes son similares, dos luces de color azul (separadas) que se siguen una a otra y por momento se alejan; no hacían ningún tipo de ruido, estaban a una distancia relativamente baja y la luz emitida era tenue, pero intermitente por momentos.

Las tres personas no se conocen entre sí, pero pasaron por ese sitio entre las nueve y las once de la noche, ese decir la aparición del Ovnis duró bastante tiempo.

Y aunque no dan más detalles al respecto (ya estamos investigando a través de nuestros corresponsales en esa zona), uno de ellos nos comen…

La Estación Espacial Internacional despliega un pequeño prototipo de ascensor espacial

Estación Espacial Internacional. Un módulo japonés de experimentación es capaz de lanzar minisatélites de forma barata - NASA

Ha lanzado un minisatélite que desplegará un cable de kevlar de 100 metros de longitud para probar la tecnología, y que también podría usarse para cazar basura espacial

En la imagen del día seleccionada por la NASA, la agencia espacial ha anunciado el reciente despliegue de un satélite japonés llamado STARS-C (de «Space Tethered Autonomous Robotic Satellite-Cube») desde la Estación Espacial Internacional (ISS, en inglés). La finalidad de este satélite será funcionar como un prototipo de varias tecnologías que podrían tener aplicación en el diseño de un ascensor espacial, capaz de transportar cargas hacia la órbita.

Cuando el satélite esté desplegado en cuestión de días, estará formado por dos pequeños cubos de apenas 10 centímetros unidos por un cable de kevlar de 100 metros de longitud. El conjunto apenas pesa 2,66 kilogramos.


Lanzamiento del pequeño satélite…

Los astrónomos descubren un nuevo tipo de galaxia

La mayoría de las galaxias son espirales, pero también hay formas elípticas o irregulares. El Hubble muestra la variedad en una pequeña porción del cielo, equivalente a la décima parte del diámetro de la luna, donde halló 10.000 galaxias - NASA, ESA, S. Beckwith (STScI) and the HUDF Team

Aseguran no haber visto una así nunca antes. Todo apunta a que es un objeto Hoag, unas galaxias donde un anillo rodea a un núcleo, pero que en este caso ha logrado acumular dos anillos

Si el Universo está poblado (como poco) por miles de millones de galaxias, y si cada una a su vez cobija a millones o a miles de millones de estrellas, ¿qué nos faltará aún por aprender? El astrónomo Edwin Hubble (que le da su nombre al famoso telescopio espacial) probablemente sentía vértigo cuando se planteaba esta pregunta, pero sus esfuerzos le permitieron clasificar las galaxias que observaba en cuatro grandes categorías. En función de su forma, las dividió en espirales (tienen forma de remolino, como la Vía Lácte…