Ir al contenido principal

Las flatulencias de los dinosaurios calentaron la Tierra

Los herbívoros gigantescos pudieron producir metano suficiente para alterar el clima de nuestro planeta, según una investigación británica

No solo las vacas tienen la culpa. Los dinosaurios saurópodos, unos gigantes herbívoros, podrían haber producido con sus flatulencias la suficiente cantidad de metano como para calentar el clima de la Tierra hace millones de años. Los «escapes» de estos animales expulsaban nada menos que 520 millones de toneladas de este gas de efecto invernadero al año, comparable a todas las fuentes naturales o artificiales de este contaminante que existen en el mundo actualmente. Esta es la conclusión de un estudio publicado por investigadores británicos en la revista Current Biology.

Los saurópodos descomunales, que se distinguen por su enorme tamaño y su cuello inusualmente largo, estaban ampliamente extendidos por el mundo hace unos 150 millones de años. Y al igual que ocurre con las vacas, los microbios que producen metano ayudaban a la digestión de los saurópodos fermentando en sus sistema digestivo las plantas que les servían de alimento.

«Un simple modelo matemático sugiere que los microbios que vivían en los dinosaurios saurópodos podrían haber producido suficiente metano para tener un efecto importante en el clima del Mesozoico», dice Dave Wilkinson, de la Universidad John Moores en Liverpool. «De hecho, nuestros cálculos sugieren que estos dinosaurios podrían haber producido más metano que todas las modernas fuentes de contaminación de este gas -tanto naturales como causadas por el hombre- puestas juntas».

Wilkinson y el coautor del estudio, Graeme Ruxton, de la Universidad de St Andrews, estudiaban la ecología de los saurópodos cuando se dieron cuenta de algo: Si las vacas modernas producen gas metano suficiente para que los científicos del clima se fijen en sus efectos, ¿que ocurría con los saurópodos?

Matemáticas y gases
Los fisiólogos han estudiado la producción de metano a partir de una serie de animales modernos para derivar ecuaciones matemáticas que predicen la producción de metano de animales de diferentes tamaños. Resulta que esos cálculos dependen solamente de la masa total de los animales en cuestión. Un saurópodo de tamaño medio pesaba algo así como 20.000 kilos, y los saurópodos vivían en densidades que van desde unos pocos adultos de gran tamaño a varias decenas de individuos por kilómetro cuadrado.

Los científicos calcularon que las emisiones globales de metano de los saurópodos eran de 520 millones de toneladas al año, comparables a las emisiones totales de metano modernas. Antes de que la industria despegara en el mundo hace unos 150 años, las emisiones de metano eran alrededor de 200 millones de toneladas al año. En comparación, los modernos rumiantes, incluyendo vacas, cabras, jirafas, etc, producen emisiones de metano de 50 a 100 millones de toneladas en el mismo período de tiempo. En comparación, los saurópodos eran capaces de expulsar todo un «bombazo».

FONTE: ABC.ES

Comentarios

  1. El contenido era realmente muy interesante. Estoy muy agradecido a usted para proporcionar esta información única. Por favor, mantenga el intercambio de información más y más ......
    my lapshop publisher

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Avíon de la Fuerza Aerea americana intercepta ovni en espacio aereo chileno en 1978

POR ALFONZO SALAZAR:
Comparto con ustedes otro importante informe en el cuel un avion radar boeing 707 de la USAF fuerza aerea de los estados unidos estuvo involucrado en una intercepcion ovni en espacio aereo chileno sobre los andes,un caso apasionante del cual debe haber documentos.Los Ovnis y la FACH 3: Observadores Estelares.

(Autor: Aristofanes Alemparte.)

Introducción.
El año 1978 las hermanas repúblicas de Chile y Argentina enfrentaron una crisis que nos mantuvo "ad portas" de un enfrentamiento bélico. Por cuestiones de soberanía sobre ciertas islas y otros roquerios menores del cono sur, comenzó un movimiento de fuerzas militares y aeronavales que solo "esperaban ordenes".
En este teatro de operaciones ocurrió un extraño y revelador suceso, que pudo haber sido mucho mas enigmático si no hubiésemos contado con modernas aeronaves y valientes aviadores. Este caso fue denominado:
Observadores Estelares.
Nuestra brigada aerea estacionada en la base El Tepual, e…

1978: Comandante de una nave extraterrestre se entrevista con cónsul ecuatoriano

A nivel internacional diversos investigadores se han enfrascado en la elaboración de posibles protocolos para recibir a los extraterrestres, por lo que se estudian varias posibilidades para la entrega de información y de tecnología. Sabemos por las diversas desclasificaciones de documentos OVNI que para los Gobiernos es un tema que en lo público lo ridiculizan, pero en lo privado les preocupa.

El caso que más llamó la atención en América del sur y que pone de manifiesto el interés de algunos alienígenas en mantener comunicación con los gobiernos sucedió el 4 de agosto de 1978 a las 18:30 horas en la embajada de Ecuador en Lima, Perú, cuando se presentó el comandante de una nave extraterrestre de nombre Banghu, quien pidió, sin éxito hablar con el representante ecuatoriano. Al día siguiente llegó un “requerimiento secreto” proveniente del Ministerio de Defensa de Ecuador a esa embajada para solicitar el número de tanques de guerra que desembarcarían en el puerto del Callao, el más imp…

La Luna pudo tener vida en el pasado

Imagen de la cámara métrica del Apolo 16 de la zona este y del otro lado de la Luna - NASA

Dos investigadores sugieren que formas de vida simples habitaron charcos de agua en la superficie lunar hace miles de millones de años

Judith de Jorge
@judithdj

La Luna es un lugar inhóspito. La intensa radiación, la falta de atmósfera, los drásticos cambios de temperatura y su polvo abrasivo, hacen de nuestro satélite un infierno en el que la vida es imposible. Sin embargo, quizás hubo un tiempo en el que sus condiciones fueron más benévolas. Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington, e Ian Carwford, profesor de ciencia planetaria y astrobiología en la Universidad de Londres, creen que nuestro satélite natural pudo albergar sencillas formas de vida sobre su superficie en un pasado distante.

Según los investigadores, estas etapas buenas para la vida pudieron ocurrir poco después de que la Luna se formara a partir de un disco de escombros hace 4.000 millones de añ…